Dos policías de LA recibieron disparos durante una emboscada

Alguacil afirma que manifestantes han bloqueado el hospital de Los Ángeles donde dos oficiales están siendo tratados después de un tiroteo de ‘emboscada’

Las imágenes muestran a un puñado de manifestantes que se encuentran con una fuerte presencia policial fuera del hospital de Compton

Andy Gregory
domingo 13 septiembre 2020 14:52
Read in English

Los manifestantes presuntamente han bloqueado la entrada a una sala de emergencias en un hospital de Los Ángeles donde dos policías están siendo tratados por heridas de bala después de una "emboscada", afirmó la oficina del alguacil.

Los dos agentes sufrieron múltiples heridas de bala en lo que parece haber sido un ataque a corta distancia no provocado, que se dio a través de la ventana del pasajero de su patrulla en Compton el sábado por la noche.

El tiroteo ha provocado una persecución del culpable, una reacción furiosa de muchos en todo el país, incluido Donald Trump, y ha derivado en un pequeño grupo de manifestantes reunidos afuera del hospital.

“A los manifestantes que bloquean la entrada y la salida de la SALA DE EMERGENCIAS DEL HOSPITAL gritando 'Esperamos que mueran' refiriéndose a 2  Sheriff's de LA emboscados hoy en #Compton: NO BLOQUEEN LAS ENTRADAS Y SALIDAS DE EMERGENCIA DEL HOSPITAL”, tuiteó el departamento del Sheriff del Condado de LA.

"La vida de las personas está en juego cuando las ambulancias no pueden pasar".

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraron que un puñado de manifestantes llegó al hospital solo para encontrarse con una fuerte presencia policial y ser escoltados fuera del edificio. The Independent no pudo encontrar evidencia de que bloquearan las salidas de emergencia.

Las imágenes tomadas por un hombre que se identifica como Kevin Wharton Price de la Africa Town Coalition lo ven referirse a los agentes heridos como "dos de los pandilleros más notorios de Estados Unidos", mientras se puede escuchar a otro manifestante gritando "esperamos que mueran".

El departamento del alguacil dijo poco después que había emitido una “orden de dispersión por la reunión ilegal de un grupo de manifestantes que bloqueaban la entrada y salida de emergencia del hospital”.

Arrestaron a un hombre que supuestamente “se negó a obedecer y cooperar” y a un miembro de la prensa que, según la policía, “interfirió” con la detención del manifestante.

"Durante su arresto, se produjo una lucha, momento en el que una mujer adulta corrió hacia los agentes, ignoró las repetidas órdenes de quedarse atrás mientras luchaban con el hombre e interferían con el arresto", tuiteó el departamento del alguacil.

"La mujer adulta, que luego fue identificada como miembro de la prensa, no se identificó como periodista y luego admitió que no tenía las credenciales de prensa adecuadas".

La oficial de 31 años y el agente de 24 años que recibieron disparos fueron operados el sábado por la noche, dijo el alguacil Alex Villanueva en una conferencia de prensa nocturna. Ambos se graduaron de la academia hace 14 meses, dijo.

Los agentes fueron baleados mientras estaban sentados en su patrulla en una estación de metro y pudieron pedir ayuda por radio, dijo el alguacil. Villanueva, cuyo departamento ha sido criticado durante las recientes protestas por la brutalidad policial contra los negros, expresó su frustración por el sentimiento anti-policial cuando instó a la gente a orar por los oficiales.

"Fue un acto de cobardía", dijo. "Los dos agentes estaban haciendo su trabajo, ocupándose de sus propios asuntos, velando por la seguridad de las personas en el tren".

"Ver a alguien simplemente acercarse y comenzar a dispararles, me enoja. Me consterna al mismo tiempo. No hay una manera bonita de decirlo", agregó.

El capitán Kent Wegener dijo que los agentes estaban cubriendo el área en busca del sospechoso al que se vio abriendo fuego con una pistola, pero afirmó que la policía solo tenía "una descripción muy, muy genérica".

Trump trató de vincular a los manifestantes y al culpable mientras compartía imágenes policiales del tiroteo y tuiteaba: "¡Animales que deben ser golpeados con fuerza!".

Informes adicionales de AP