Lauren Boebert acusa a Fauci de “bullying” por pedir a la gente que “supere” la política y se vacune

El Dr. Anthony Fauci había instado a los estadounidenses a abandonar su “declaración política” en contra de las vacunas que brindan cobertura respecto al Covid-19.

Oliver O'Connell
sábado 10 julio 2021 19:29
Fauci slams those refusing to get vaccinated: 'Get over this political statement'
Read in English

La representante estadounidense Lauren Boebert ha acusado al Dr. Anthony Fauci de “intimidación” por pedir a la gente que “supere” su postura política y se vacune contra Covid-19 por el bien de ellos mismos y sus familias.

La legisladora republicana de Colorado retuiteó una publicación del Daily Caller que citaba al principal especialista en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos diciendo: “¿Cuál es el problema? Supéralo. Supere esta declaración política. Simplemente supérelo e intente salvar la vida de usted y de su familia".

Adjunto a la publicación había un videoclip de una entrevista que el Dr. Fauci le dio a Chris Hayes de MSNBC, en la que suplica a los estadounidenses reacios a las vacunas, señalando que las vacunas son gratuitas y fácilmente disponibles.

Boebert comentó: "Supongo que hemos terminado con las loterías y los sobornos y ahora con el acoso", un desaire a los esfuerzos de las ciudades, los estados y las empresas privadas para ofrecer incentivos a las personas para que se vacunen, que van desde cerveza y donas gratis a becas universitarias y premios en efectivo.

Los usuarios de Twitter reprendieron duramente a Boebert por su tuit. Una respuesta decía: "¿Entonces básicamente estás diciendo que estás de acuerdo con que tus electores obtengan Covid y posiblemente mueran?".

“¿Eso es intimidación? ¿Llevas un arma a todas partes y esto te asusta?” escribió un usuario.

Otra publicación dice: “Q-Bert, esto difícilmente es 'intimidación'. Por favor, deje de ser tan dramática y vacúnese. Únete al mundo moderno. Es divertido aquí".

La administración de Biden tuvo que reconocer que no cumplió la meta del 4 de julio de que el 70 por ciento de los adultos estadounidenses recibieran al menos una dosis y 160 millones de personas completamente vacunadas.

Actualmente, 158.3 millones de estadounidenses han sido completamente vacunados, o el 55.8 por ciento de la población mayor de 12 años, los que actualmente son elegibles para la vacuna.

Leer más: “Es una pregunta tonta”: Biden responde a periodista que le preguntó si confiaba en los talibanes

Los estadounidenses mayores de 12 años que han recibido al menos una dosis suman 183 millones, o el 64.5 por ciento de la población.

El martes, el presidente Joe Biden renovó los llamamientos para que los estadounidenses se vacunen después de ser informados sobre el estado de la pandemia a medida que la variante Delta se propaga por todo el país y representa más de la mitad de los casos nuevos.

“Nuestra lucha contra este virus no ha terminado. En este momento, mientras les hablo, millones de estadounidenses todavía no están vacunados, están desprotegidos. Y debido a eso, sus comunidades están en riesgo, sus amigos están en riesgo, las personas que les importan están en riesgo. Esta es una preocupación aún mayor debido a la variante Delta”, dijo Biden.

Se ha hecho evidente una división en los EE.UU. entre áreas urbanas y suburbanas y estados más densamente poblados con altas tasas de vacunación, y áreas rurales y menos densamente pobladas donde las tasas de vacunación son bajas.

La investigación de la Universidad de Georgetown ha identificado cinco grupos de puntos calientes en ocho estados que pueden ser particularmente vulnerables a los aumentos repentinos de casos de Covid-19 o desarrollar nuevas variantes.

En un área que se extiende desde Georgia en el este, hasta Texas en el oeste y desde el norte hasta el sur de Missouri, que incluye varias ciudades, solo una cuarta parte de los residentes están vacunados.

Ya es evidente un aumento significativo en los casos en Missouri y Arkansas, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualmente enumeran a ambos estados con altos niveles de transmisión comunitaria.

El temor entre la comunidad médica es que áreas como estas podrían convertirse en caldo de cultivo para que el virus mute en una nueva variante que pueda hacer que las vacunas existentes sean menos efectivas.