Mujer colombiana reportada como desaparecida hace dos años fue encontrada viva en el mar

Padres son acusados por la muerte de su hija que habría fallecido por estar infestada de piojos

Los investigadores estatales dicen que la infestación de piojos es la peor que jamás hayan visto

Graig Graziosi
miércoles 30 septiembre 2020 22:24
Read in English

Las autoridades de Georgia creen que una niña tenía una infestación de piojos tan grave que le provocó un ataque cardíaco y la mató. Sus padres ahora han sido acusados de su muerte.

WMAZ-TV informó que Mary Katherin Horton, de 37 años, y su pareja Joey Yozviak, de 38, enfrentan cada uno un cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de su hija de 12 años, Kaitlyn Yozviak.

La pareja también fue acusada de crueldad infantil en segundo grado. La jueza del Tribunal Superior del condado de Wilkinson, Brenda Trammell, dictaminó el lunes que había pruebas suficientes para justificar los cargos de asesinato y proceder a convocar a un gran jurado.

El agente especial Ryan Hilton de la Oficina de Investigaciones de Georgia dijo al tribunal que la niña "tenía el caso más grave" de piojos que su oficina había visto.

El informe de GBI sugirió que sufría "dolor físico excesivo debido a negligencia médica".

Hilton explicó en su testimonio que la infestación de piojos de tres años probablemente redujo los niveles de hierro en su sangre, lo que resultó en que se volviera anémica. Finalmente, su condición hizo que sufriera un paro cardíaco y murió.

La niña fue declarada muerta el 26 de agosto después de que su madre llamara a los socorristas para informar que su hija estaba inconsciente y no respondía.

La madre de la niña dijo a las autoridades que no se había bañado durante al menos una semana y media.

Cuando las autoridades llegaron para responder a la llamada de emergencia de la señora Horton,  el lugar lo encontraron infestado de alimañas.

La agente especial del estado de Georgia, Mary Chandler, dijo que la familia de la niña tenía un historial extenso con el Departamento de Servicios para Familias y Niños del estado.

Los dos hermanos de Kaitlyn fueron retirados previamente de la casa debido a sus insalubres condiciones.

El DFCS abrió otro caso contra la familia poco después del nacimiento de Kaitlyn, cuando la familia decidió que no la iban a dar en adopción.

A pesar de las preocupaciones de la agencia, no recibió una queja sobre la familia hasta 2018, cuando una llamada informó que la casa estaba "infestada de insectos [con] gatos en exceso y condiciones peligrosas".

Como resultado, Kaitlyn fue sacada de su casa y se fue a vivir con su tía. Fue devuelta a sus padres menos de una semana después.