¿Un ‘linchamiento moderno’ o una ‘detención ciudadana’? Cómo la raza es el centro del juicio de los asesinos de Ahmaud Arbery

El viernes comienzan los alegatos iniciales en el juicio de los tres hombres blancos acusados de asesinar a Ahmaud Arbery, un joven negro de 25 años, escribe Rachel Sharp

viernes 05 noviembre 2021 17:55
Read in English

La familia del hombre negro asesinado lo califica de “linchamiento moderno”.

Los abogados de los hombres blancos acusados de su asesinato dicen que fue una “detención ciudadana”.

Ahora, 21 meses después de que Ahmaud Arbery, de 25 años, fuera asesinado a tiros en una calle de New Brunswick (Georgia), un jurado compuesto por 11 blancos y un solo negro decidirá.

“No hay duda de que la raza es una parte central de este caso y lo ha sido desde el principio”, dice Brandon Buskey, director del Proyecto de Reforma del Derecho Penal de la ACLU, a The Independent.

“Si Ahmaud Arbery hubiera sido una persona blanca en las mismas circunstancias seguiría vivo hoy y eso es un hecho triste de la historia de nuestra nación.”

Era la tarde del 23 de febrero de 2020 cuando Arbery, desarmado, trotaba por el tranquilo barrio costero de Satilla Shores.

Los residentes Gregory McMichael y su hijo Travis McMichael se subieron a su camioneta armados con una pistola y una escopeta y lo persiguieron.

Su vecino William “Roddie” Bryan Jr. se unió al equipo de padre e hijo en la persecución en su propia camioneta, mientras grababa el encuentro con su smartphone.

Los McMichael trataron de acorralar a Arbery con su camioneta antes de que se produjera un forcejeo entre él y Travis.

Travis abrió fuego y disparó tres veces al hombre negro.

Arbery corrió unos pasos más allá de Travis, de 35 años, antes de caer al suelo y morir.

La autopsia reveló que había recibido dos disparos en el pecho y uno en la parte interior de una de sus muñecas.

Mientras Travis estaba junto al cuerpo de Arbery, que se desangraba en la calle, le llamó “p*** negro”, según declaró Bryan a los investigadores.

Smartphone footage captured Ahmaud Arbery being shot by Travis McMichael

Los McMichaels dijeron que persiguieron a Arbery para llevar a cabo una detención ciudadana porque sospechaban que había robado.

Travis afirmó que entonces disparó a Arbery en defensa propia.

Gregory dijo a los agentes que tenía el “presentimiento” de que el hombre negro era responsable de una serie de robos recientes en la zona.

Los registros de la policía del condado de Glynn muestran que no se habían reportado presuntos robos en la zona en las siete semanas anteriores a la muerte de Arbery.

Arbery tampoco estaba armado y no se le consideraba sospechoso de ningún robo.

¿Un asesinato por motivos raciales?

La defensa de los tres hombres insiste en que lo que ocurrió aquel día -tres hombres blancos que persiguieron y mataron a tiros a un hombre negro mientras salía a correr- no tuvo una motivación racial y que la raza no desempeña ningún papel en el caso.

La fiscalía, por su parte, sostiene que sí lo tiene y ha pedido que se presenten pruebas de los supuestos historiales de racismo de cada uno de los tres hombres.

En las audiencias de fianza del año pasado, los fiscales revelaron que Travis había utilizado un lenguaje racista en múltiples publicaciones en las redes sociales y mensajes de texto.

En un mensaje de noviembre de 2019, envió un mensaje de texto a un amigo sobre “disparar a un adicto al crack con dientes de oro con una Hi-Point .45”, dijeron los fiscales.

En otro, supuestamente utilizó un insulto racial ofensivo para referirse a los asiáticos.

Mugshots of William “Roddie” Bryan Jr, Gregory McMichael and Travis McMichael (from left to right)

También se dice que compartió una serie de mensajes “racistas” en las redes sociales.

Su padre, de 67 años, habría compartido una serie de mensajes “racistas” en Facebook, mientras que Bryan, de 52 años, utilizó repetidamente la n-word en mensajes de texto, según la fiscalía.

El mes pasado, los abogados de los McMichael intentaron -sin éxito- pedir al juez que prohibiera las imágenes de una matrícula de la camioneta de Travis en la que aparecía la bandera confederada.

Los McMichael argumentaron que sería “perjudicial” para el jurado, pero el juez dictaminó que los jurados pueden interpretarla “de la forma que consideren oportuna”.

Aunque los jurados solo tendrán que decidir la culpabilidad de los tres hombres juzgados, la historia del caso ha planteado cuestiones más amplias sobre si el racismo institucional en el sistema de justicia penal local protegió a los acusados de ser llevados ante la justicia.

“¿Por qué iba a estar esposado?”

Durante los tres meses posteriores al asesinato, ninguno de los hombres fue detenido ni acusado.

Las imágenes de las cámaras corporales tomadas por los agentes que llegaron al lugar de los hechos muestran cómo el primer policía que llegó no prestó asistencia médica a Arbery, sino que se detuvo a hablar con los sospechosos.

En las imágenes, Arbery está claramente vivo, moviendo la cabeza y la pierna mientras yace moribundo en el suelo. Un segundo agente llegó entonces y lo declaró muerto.

Los McMichaels y Bryan no fueron detenidos y los policías no mostraron ningún escepticismo en torno a su versión de los hechos, decidiendo en ese momento que fue en “defensa propia”.

En un momento dado, un agente llegó a decir de Travis: “¿Por qué iba a estar esposado?”.

Solo después de que el vídeo se filtrara en Internet en mayo de 2020, y provocó la indignación nacional tanto por el asesinato del señor Arbery como por el hecho de que los sospechosos salieran libres, la Oficina de Investigación de Georgia se hizo cargo y abrió una investigación.

Días después, los McMichael fueron detenidos y acusados de asesinato y agresión con agravantes.

Bryan, que en un principio afirmó que era un espectador inocente, fue detenido y acusado de asesinato y tentativa de detención ilegal dos semanas después.

Bryan golpeó a Arbery con su camioneta después de unirse a sus vecinos en la “persecución en caliente” del hombre negro, según declaró posteriormente un agente de la Oficina de Investigación de Georgia.

Sheryll Cashin, profesora Carmack Waterhouse de Derecho, Derechos Civiles y Justicia Social del Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown y autora de White Space, Black Hood: Opportunity Hoarding and Segregation in the Age of Inequality, afirma que cree que “la raza tuvo todo que ver con que [no se presentaran cargos en ese momento]”.

“Los cargos solo surgieron cuando se publicó el vídeo y causó una indignación estatal y nacional”, dice a The Independent.

“Se ve la evidencia de la complicidad de un sistema que privilegia la vigilancia policial y el vigilantismo cuando se trata de personas negras.”

“Si las circunstancias fueran al revés y tres hombres negros persiguieran a un joven blanco y le dispararan habrían sido tratados de forma diferente.”

Protesters carry “Justice for Ahmaud” signs through Brunswick, Georgia, on 4 November

Gregory también estaba bien relacionado con figuras de alto nivel del sistema de justicia penal local.

Era un agente de policía jubilado del condado de Glynn y también había trabajado como investigador en la oficina del fiscal del condado de Glynn durante 24 años.

Muchos creen que, desde el momento en que Arbery fue asesinado, su posición y las carreras de los tres hombres los protegieron de ser procesados.

La primera fiscal asignada al caso, la fiscal del circuito judicial de Brunswick Jackie Johnson, se recusó debido a la posición de Gregory como antiguo investigador en su oficina.

En septiembre de este año, fue acusada de mala conducta por su gestión del caso.

Se la acusa de haber utilizado su posición para proteger a los asesinos de Arbery de ser procesados.

El segundo fiscal, George Barnhill, se recusó unos dos meses después del asesinato, en abril, por conflicto de intereses, tras enterarse de que su hijo había trabajado con Gregory en una acusación anterior contra Arbery.

Pero, días antes de su recusación, envió una carta a la policía diciendo que las acciones de los tres hombres eran “perfectamente legales”. Había dado una opinión similar un día después del tiroteo, incluso antes de que se le asignara el caso.

Barnhill tenía un historial de procesamientos controvertidos de personas negras en la zona.

Una ley de la época de la guerra civil

En el momento de la muerte de. Arbery, Georgia todavía tenía una ley de detención ciudadana en vigor y la defensa planea argumentar que los acusados actuaron dentro de esta ley.

En virtud de esta ley, los ciudadanos particulares tenían la facultad de detener a alguien si sospechaban que había cometido un delito grave y si el sospechoso intentaba escapar.

La ley estatal se remonta a la época de la Guerra Civil estadounidense y tiene sus raíces en el pasado esclavista del estado.

Cashin afirma que la ley de detención ciudadana daba “privilegios y fomentaba la vigilancia y el tiroteo contra los negros”.

“Tenemos una historia de vigilancia de los cuerpos negros desde la esclavitud y tenemos leyes que autorizan la vigilancia de los cuerpos negros”, dice.

“Tenemos una larga historia de animar a los ciudadanos no negros a vigilar los cuerpos negros y esa ley de la época de la guerra civil trataba de reclutar al blanco común y corriente para atrapar a los negros escapados y esclavizados”.

Aunque la ley fue derogada en febrero tras el asesinato de Arbery, Cashin afirma que el estado -y muchos estados de EE.UU.- siguen teniendo otras leyes en vigor que fomentan de forma similar el “vigilantismo”.

Por ejemplo, tres de cada cuatro estados de EE.UU. -incluido Georgia- todavía tienen en vigor la ley “Stand Your Ground”.

Se han establecido paralelismos entre el caso del asesinato de Arbery y el de Trayvon Martin, un adolescente negro de 17 años que fue abatido por George Zimmerman, un capitán blanco de vigilancia vecinal en Florida en 2012.

Zimmerman fue absuelto en virtud de la ley “Stand Your Ground”, que permite a las personas utilizar armas y otra fuerza mortal en defensa propia sin intentar primero retirarse.

Cashin afirma que cuando un tirador es blanco y la víctima es negra, el tiroteo tiene 10 veces más probabilidades de estar justificado en virtud de la ley que si la víctima es blanca.

Travis McMichael during a motion hearing in the Glynn County Courthouse on 4 November - the day before opening arguments

Aunque Georgia tenía estas leyes en vigor en el momento del asesinato de Arbery, el estado era uno de los cuatro que no tenía una ley de delitos de odio.

Esto significó que, incluso cuando finalmente se presentaron cargos por delito de asesinato contra los McMichael y Bryan, no se presentaron cargos por delito de odio. Tras la muerte de Arbery, en Georgia se han aprobado leyes sobre delitos de odio.

Sin embargo, este mes de abril, el Departamento de Justicia presentó cargos federales por delitos de odio contra los tres sospechosos.

El Departamento de Justicia dijo específicamente que los McMichael y Bryan habían “utilizado la fuerza y las amenazas de fuerza para intimidar e interferir en el derecho de Arbery a utilizar una vía pública debido a su raza”.

Su juicio federal está previsto que comience en febrero.

Jurado: 11 blancos, uno negro

Los miembros del jurado del juicio estatal deben reportarse el viernes por la mañana para las declaraciones de apertura, y la raza ya está en primer plano.

El miércoles, el tribunal anunció que la selección del jurado se había completado finalmente tras dos semanas y media de dificultades.

La raza tuvo una gran importancia en las preguntas formuladas a los miembros del jurado, y la acusación y la defensa discreparon sobre lo que debía preguntarse.

Al final, se preguntó a los posibles jurados su opinión sobre temas como Black Lives Matter y la antigua bandera del estado, que lleva la bandera confederada.

Durante el proceso, algunos posibles jurados dijeron que ya tenían opiniones firmes sobre el caso, otros dijeron que estaban preocupados por el impacto que su decisión tendría en la comunidad, y otros simplemente no se presentaron.

El resultado: en un jurado de 12 personas, 11 son blancos y uno es negro.

En el condado de Glynn, donde se celebra el juicio, más del 26% de la población es negra y el 69% es blanca, según los datos del censo de 2019.

Los negros habían constituido una cuarta parte de los jurados finalistas, para quedar en 12 negros y 36 blancos en el grupo, lo que se habría correlacionado con la demografía racial del condado.

Sin embargo, la defensa utilizó entonces 11 de sus eliminaciones perentorias asignadas contra potenciales jurados negros, en una medida que la fiscalía ha calificado como un acto de “discriminación racial”.

La fiscalía presentó el miércoles una impugnación Batson inversa en la que acusa a la defensa de eliminar deliberadamente a los jurados negros cuando estaban cualificados debido a su raza.

Judge Timothy Walmsley agreed that there was “intentional discrimination” from the defense in jury selection but allowed the trial to go ahead

La impugnación Batson se utiliza tradicionalmente para argumentar que los fiscales están apilando un jurado con personas blancas contra un acusado negro.

En este caso, la fiscalía argumentó que la defensa estaba acumulando un jurado con personas blancas cuando la víctima era negra.

El juez Timothy Walmsley estuvo de acuerdo con la acusación, diciendo que había “discriminación intencionada” por parte de la defensa.

Sin embargo, permitió que el caso siguiera adelante con un jurado casi exclusivamente blanco, afirmando que la defensa había demostrado otras razones válidas más allá de la raza para eliminar a los miembros del jurado.

“Uno de los retos que creo que el abogado reconoció en este caso es el matiz racial del caso... Esta es la continuación de una conversación que creo que continuará durante mucho tiempo, con respecto a este caso”, dijo.

Tal vez de forma irónica, la falta de diversidad en el jurado se produjo después de que la defensa planteara previamente su preocupación por la falta de candidatos “Bubba” o “Joe Six Pack”, hombres blancos de más de 40 años, nacidos en el Sur y sin títulos universitarios.

Buskey dice a The Independent que la composición del jurado es “tremendamente preocupante” y que ya suscita dudas sobre la validez del veredicto.

“Es tremendamente preocupante y corre el riesgo de hacer un daño real al mantener la voz de los negros en la comunidad fuera de ella”, dice.

“Por lo general vemos a un acusado negro en un juicio en el Sur que se enfrenta a un jurado totalmente blanco o casi blanco.”

“Este caso es un vuelco en el que la defensa ha realizado -según admite el propio juez- una selección que discrimina racialmente.”

Y añade: “Esto plantea serias dudas sobre la obtención de justicia y es un gran riesgo y una pena, ya que estoy seguro de que los miembros del jurado seleccionados harán lo mejor que puedan, pero cuando se da una situación en la que se ha dejado fuera del jurado a personas negras intencionadamente por su raza, esto socava el veredicto de una forma u otra”.

Paralelismos con George Floyd

De hecho, el jurado es drásticamente menos diverso que el que condenó al policía blanco Derek Chauvin por el asesinato del negro George Floyd en Minneapolis en abril.

En ese caso, entre los 12 miembros del jurado había una mujer negra, dos mujeres multirraciales y tres hombres negros.

No hay duda de que se establecerán paralelismos de otras maneras entre aquel juicio y este.

Al igual que Arbery, el asesinato de Floyd en el Día de los Caídos de 2020 fue captado por las imágenes de un smartphone.

Estas imágenes se hicieron virales en todo el mundo y desencadenaron un movimiento que pedía justicia racial y el fin de la brutalidad policial y el racismo sistémico contra los negros.

Las imágenes también fueron clave para la acusación y condena del asesino de Floyd.

Y aunque la muerte de Arbery se produjo tres meses antes que la de Floyd, su caso pasó a ser el centro de atención en el marco de las protestas de Black Lives Matter que surgieron a raíz de la muerte de Floyd.

Según Buskey, hay un par de cosas más que conectan estos casos en un nivel amplio.

Una de ellas, dice, es la “presunción de culpabilidad a la que todavía se enfrentan los negros en este país cuando hacen cosas como correr por la calle” y la vigilancia de los negros por parte de los blancos.

“La primera fuerza policial organizada en este país fue una patrulla de esclavos formada por ciudadanos blancos, como los McMichael, facultados para hacer cumplir la ley a la población negra”, afirma.

“Los paralelismos con los McMichael son difíciles de ignorar. Y si pensamos en el desarrollo de la labor policial en el caso de George Floyd, es lo mismo.”

“La policía intenta controlarle a él y a otros cuerpos negros ahogando literalmente la vida.”

La segunda, añade, es que sea cual sea el resultado en el juicio actual, ambos casos muestran cómo los tribunales pueden aportar “una responsabilidad limitada” por el racismo en la América actual.

“Incluso si los McMichael rinden cuentas, este caso habla de una cuestión mucho más amplia sobre cómo la raza influye en la vida cotidiana”, dice.

“El tribunal puede decidir si un individuo es culpable de un delito, pero no puede someter a juicio la cuestión del racismo.”

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in