‘Circuit Breaker’: Reino Unido y su nueva estrategia para disminuir la curva de contagios por coronavirus

La alternativa de Boris Johnson al aislamiento a nivel nacional podría ser el cierre temporal de espacios públicos como bares e instalaciones de entretenimiento.

Daisy Lester
sábado 19 septiembre 2020 19:37
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla en la reunión semanal del gabinete en la oficina de Relaciones Exteriores, el 15 de septiembre de 2020 en Londres.
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla en la reunión semanal del gabinete en la oficina de Relaciones Exteriores, el 15 de septiembre de 2020 en Londres.
Read in English

Tras el anuncio del primer ministro Boris Johnson de que la segunda ola de coronavirus ha llegado al Reino Unido, es probable que se implementen regulaciones más estrictas en todo el país.

Sage, el organismo científico asesor del gobierno, advirtió que la tasa de nuevos casos se duplica cada siete días. Para frenar el repunte, Downing Street está considerando, según se informa, medidas de "interruptores automáticos" o conocido en inglés como Circuit- breaker.

Se espera que el primer ministro pueda anunciar tales medidas el martes, luego del impacto limitado de la "regla de los seis" aplicada el lunes pasado. Hablando en Oxfordshire el viernes, el primer ministro dijo que el gobierno está manteniendo "todo bajo revisión".

Johnson agregó: "No creo que nadie quiera entrar en una segunda ronda de aislamiento, pero ... hay que preguntarse si tenemos que ir más allá de la 'regla de los seis'".

Es muy probable que Downing Street implemente períodos cortos de reglas y restricciones más estrictas de manera esporádica y en todo el país durante los próximos seis meses para permitir "un respiro".

Downing Street ha rechazado repetidamente los rumores de un segundo bloqueo nacional, una medida que dañaría significativamente la recuperación financiera del Reino Unido.

Si se implementa, el aislamiento “de un interruptor de circuito” podría durar quince días y podría consistir en el cierre o la regulación de pubs, bares, restaurantes e instalaciones de ocio con la prohibición de socializar entre hogares. Se cree que los movimientos se limitarán en todo el país a todos los viajes excepto los esenciales.

Las escuelas y todos los lugares de trabajo, excepto los esenciales, podrían permanecer abiertos: el primer ministro ha dicho que es una " prioridad nacional" mantener a los niños en el aula. Se cree que esta medida podría programarse a finales de octubre para evitar más interrupciones en las escuelas, dijo una fuente del gobierno al Financial Times .

Las medidas de disyuntores fueron introducidas por primera vez por el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en abril para restringir el movimiento en el país. Las medidas temporales hicieron que las escuelas y todos los lugares de trabajo, excepto los esenciales, se cerraran con restricciones sobre restaurantes y convivencia en el hogar.

Un arquitecto del cierre original, el profesor Neil Ferguson, dijo que el país se enfrenta a una " tormenta perfecta" tras la relajación de las reglas durante el verano.

Hablando en el programa BBC Radio 4 Today, agregó que la tasa actual de infecciones en el Reino Unido está actualmente a la par con fines de febrero.

Advirtió que es necesario un "choque corto, brusco" para evitar picos observados más recientemente en Francia y España.

Los cierres locales, con restricciones a las reuniones sociales en hogares y jardines con toques de queda a las 10 pm para la hospitalidad, ya se han implementado en áreas de Greater Manchester, Birmingham, Leicester y el noreste.

Esta semana, el Reino Unido registró el mayor aumento diario de casos nuevos desde mayo con más de 4000 resultados de pruebas positivos diarios.