Incendios no dan tregua a la provincia argentina de Córdoba

El fuego ha arrasado en los últimos meses varias zonas serranas de Córdoba, destruyendo unas 190.000 hectáreas.

Via AP news wire
miércoles 14 octubre 2020 00:02
Las condiciones para el desarrollo de incendios forestales continúan siendo extremas debido a la persistente sequía y las altas temperaturas.
Las condiciones para el desarrollo de incendios forestales continúan siendo extremas debido a la persistente sequía y las altas temperaturas.

Cientos de bomberos intentaron sofocar este martes los incendios forestales que no dan tregua a la provincia argentina de Córdoba y que se aproximan peligrosamente a una de sus principales autopistas.

Los brigadistas, que contaron con la asistencia de nueve aviones hidrantes, combatieron las llamas que están quemando vegetación desde hace varias semanas.  

El fuego se propagó en las últimas horas a terrenos del Ejército, sobre uno de los laterales de la autopista que une la capital provincial con la localidad turística de Villa Carlos Paz, uno de cuyos tramos tuvo que ser cortado.

Las redes sociales se llenaron de imágenes grabadas por automovilistas que circulaban por esa autopista en las que se veían las llamas y el humo a corta distancia y una gasolinera situada a la orilla de la ruta prácticamente rodeada por el fuego.

Las instalaciones de la estación de servicio fueron salvadas, pero los bomberos continuaban combatiendo otros focos ígneos.

Los bomberos también intentaron combatir las llamas en la jurisdicción de Berrotarán y la de Calamuchita.

El fuego ha arrasado en los últimos meses varias zonas serranas de Córdoba, destruyendo unas 190.000 hectáreas.

Según las autoridades, las condiciones para el desarrollo de incendios forestales continúan siendo extremas debido a la persistente sequía y las altas temperaturas.

Muchos han sido provocados de forma intencional por productores rurales que preparan áreas de pastoreo para animales.

Otras siete provincias argentinas, la mayoría en el norte del país, están sufriendo periódicos incendios forestales.