Una Iglesia “selectiva” es una “secta”, dice el papa Francisco sobre los que rechazan a las personas LGBT

El papa Francisco ha intentado cambiar la percepción de quienes consideran a la Iglesia Católica como como intolerante y retrógrada, abriendo espacios para aquellos que no siguen la norma al pie de la letra

Soledad Villa
miércoles 11 mayo 2022 22:02
Italia: monjas futbolistas

En una carta manuscrita en español, el papa Francisco afirmó que la Iglesia Católica no rechaza a los integrantes de la comunidad LGBT, sino que son las personas las que lo hacen.

En respuesta a algunas preguntas planteadas por el padre jesuita, James Martin, que se dedica a la pastoral con personas LGBT, el pasado 5 de mayo, el vicario de Cristo aseguró que el “estilo” de Dios es “cercanía, misericordia y ternura”.

Los cuestionamientos, según el religioso, son los que suelen hacer los católicos que se reconocen parte del colectivo de una orientación sexual diferente a la heterosexual. Las respuestas de su santidad se publicaron en una pequeña entrevista que el jesuita colgó en su sitio web Outreach.

“Respecto a tus preguntas, se me ocurre una respuesta muy sencilla”, escribe Francisco. “Dios es Padre y no reniega de ninguno de sus hijos. Y el "estilo" de Dios es "cercanía, misericordia y ternura". A lo largo de este camino encontrarán a Dios”, continúa.

Respecto a lo que el papa Francisco quisiera que las personas LGBT supieran de la Iglesia, dijo que le “gustaría que leyeran el libro de los Hechos de los Apóstoles’’, en donde “encontrarán la imagen de la Iglesia viva”.

Ante la petición de lo que podría decirle a un católico LGBT que ha sido rechazado en la Iglesia, el papa respondió:

“Quisiera que lo reconocieran no como "el rechazo de la Iglesia", sino como el de "personas en la Iglesia". La Iglesia es una madre y convoca a todos sus hijos. Tomemos como ejemplo la parábola de los invitados al banquete: "los justos, los pecadores, los ricos y los pobres, etc." (Mateo 22, 1-15; Lucas 14, 15-24). Una Iglesia "selectiva" de "pura sangre" no es la Santa Madre Iglesia, sino más bien una secta, sentenció el monarca católico.

Francisco escribió al sacerdote el año pasado, agradeciéndole por su apostolado.

“Eres un sacerdote para todos y todas, como Dios es Padre de todos y todas. Rezo por ti para que puedas continuar de este modo, siendo cercano, compasivo y con mucha ternura”.

Este es un acercamiento más del pontífice a los que ordinariamente son considerados como ajenos a la Iglesia, como lo hiciera hace algunos meses con los que no están casados y con los divorciados.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in