Huracán Laura: Familia en Luisiana muere por envenenamiento a causa de una fuga de gas horas después de sobrevivir a la tormenta

Casi la mitad de las muertes en Texas y Luisiana se debieron a fugas de generadores, dicen las autoridades

viernes 04 septiembre 2020 13:46
Lake Charles fue devastado por la tormenta de categoría 4, que alcanzó vientos de  240 kph
Lake Charles fue devastado por la tormenta de categoría 4, que alcanzó vientos de  240 kph
Read in English

Cuatro miembros de una familia de Luisiana murieron y un quinto resultó gravemente herido, y luego murió, cuando un generador derramó monóxido de carbono en su casa, horas después de que sobrevivieran a los vientos mortales del huracán Laura y la marejada ciclónica.

Rosalie Lewis, de 81 años, decidió refugiarse con su esposo y otros tres parientes en su casa de Lake Charles cuando la tormenta de categoría 4 azotó la costa el domingo temprano, trayendo vientos de 240 km/h y una marejada ciclónica de hasta 4,5 metros.

La familia no pudo evacuar debido a las condiciones de salud que dificultaban el viaje, dijo The Advocate citando a miembros de la familia esta semana.

La casa, que también había resistido el huracán Rita en 2005, sufrió pocos daños y Lewis y su familia sobrevivieron a Laura.

Pero los equipos de emergencia llegaron después de que pasó la tormenta para encontrarla; su hija, Kim Evans, de 56 años; su yerno, Chris Evans, de 61 años; y su hermano, Clyde Handy, 72, muertos. Un generador colocado en el garaje llenó la casa de monóxido de carbono durante la noche, según autoridades y familiares.

Habían dejado la puerta del garaje abierta para ventilación, pero los vientos de la tormenta probablemente la cerraron, permitiendo que el gas venenoso se filtrara en la casa, dijo el hijo Lyle Lewis, de 55 años, a The Daily Advertiser.

“Pasaron la tormenta y hubo un accidente extraño”, dijo el pariente Patrick Perry a The Advocate esta semana.

El esposo de la señora Lewis, John Charles Lewis Sr, de 84 años, sobrevivió y fue trasladado a un hospital en estado crítico, dijeron los familiares. Estaba en soporte vital el miércoles, pero murió el jueves, confirmó su hijo, Lyle Lewis, a The Associated Press.

De las 25 muertes en Texas y Luisiana que se han atribuido a la tormenta, casi la mitad se debieron al envenenamiento por monóxido de carbono por el funcionamiento inseguro de generadores, según las autoridades.

La señora Lewis era un miembro muy conocido de su vecindario de Lake Charles y se había desempeñado como la primera supervisora de color de los servicios postales en el suroeste de Luisiana, dijeron miembros de la familia a los medios de comunicación. Lewis Sr. condujo camiones durante 40 años y el señor y la señora Evans habían estado casados durante 30 años y con frecuencia cuidaban de sus padres. Handy fue recordado por sus familiares como un tío amoroso y una figura paterna, dijo The Daily Advertiser.

Se fijó un funeral conjunto para los miembros de la familia para el 12 de septiembre.

AP