Hombre atorado dos días bajo vehículo sobrevive con cerveza: “Tuvo suerte de que las bebidas cayeran al alcance”

"Fue espantoso como el infierno", dice Frank Reynolds.

Gustaf Kilander
jueves 29 julio 2021 17:42

Esta moto voladora es el futuro

Read in English

Un granjero de Wyoming que quedó atrapado bajo un vehículo todo terreno durante dos días sobrevivió con cerveza y agua embotellada.

Frank Reynolds, de 53 años, estaba tratando de reunir una vaca y un ternero en la propiedad de un vecino en las afueras de Gillette, en la parte noreste del estado, cuando el ATV se volcó y terminó encima de él, el pasado domingo.

"Fue espantoso como el infierno, es lo que fue", dijo Reynolds al Gillette News Record el miércoles desde una habitación de hospital.

El alguacil del condado de Campbell y el hermano de Frank, Quentin Reynolds, dijeron que la familia pensaba que Reynolds se había ido de campamento o estaba pasando el rato con amigos.

Comenzaron a preocuparse más tarde el lunes y finalmente se enteraron de que Reynolds había estado planeando hacer un trabajo en los pastos del vecino.

Cuando la búsqueda del Reynolds inicio alrededor de las 2 pm, tocaba la bocina del ATV con tanta frecuencia que la batería se agotó, pero aún no lo encontraron. Tenía un hombro dislocado y costillas rotas.

La familia presentó un informe de persona desaparecida en la oficina del alguacil unas tres horas después, informó Cowboy State Daily.

El alguacil Scott Matheny, dijo que pudo racionar un poco de agua embotellada y algunas cervezas de una hielera.

Leer más: Inquietante vistazo a ciudad borrada del mapa por la cúpula de calor

"El camino era tan accidentado que el grupo de búsqueda, originalmente en vehículos de cuatro ruedas, tuvo que dar media vuelta y ensillar caballos", agregó Matheny.

Reynolds dijo que estaba "bastante perdido" cuando el vecino Don Hamm lo encontró alrededor de las 8 am del martes.

El ATV rodó sobre el ranchero cuando accidentalmente retrocedió por un terraplén empinado, atrapándolo en el lecho de un arroyo durante dos noches y un día.

"Todo en el lado izquierdo me dolía bastante, desde la parte superior de la cabeza hasta los dedos de los pies", dijo.

Una foto de la cama del hospital, muestra a Reynolds con fuertes hematomas alrededor del ojo y el hombro y un gran bulto en la parte superior de la cabeza.

"Tiene mucha suerte de que las bebidas cayeran al alcance de su brazo derecho", dijo su hermano.

Se esperaba que Reynolds permaneciera en el hospital unos días más, pero continuara su recuperación en casa.

“Es un final feliz”, Quentin Reynolds añadió. "Podría haber sido mucho peor."