Google DeepMind presenta algoritmo de Inteligencia Artificial capaz de dominar el ajedrez sin siquiera conocer las reglas

MuZero es el nombre de este algoritmo, que plantea muchas soluciones a problemas potenciales de la humanidad que avecinan en el futuro.

Anthony Cuthbertson@ADCuthbertson
miércoles 23 diciembre 2020 16:21
<p>SEÚL, COREA DEL SUR - MARZO 08: (De izq. a der. ) Demis Hassabis, CEO de la empresa de inteligencia artificial (IA) de Google, DeepMind, el jugador profesional de Go de Corea del Sur, Lee Se-dol, y el CEO de Google, Eric Schmidt, asisten a la conferencia de prensa el 8 de marzo de 2016 en Seúl, Corea del Sur. Lee Se-dol jugará un partido de cinco juegos contra un programa de computadora desarrollado por Google, AlphaGo, a partir del 9 de marzo.&nbsp;</p>

SEÚL, COREA DEL SUR - MARZO 08: (De izq. a der. ) Demis Hassabis, CEO de la empresa de inteligencia artificial (IA) de Google, DeepMind, el jugador profesional de Go de Corea del Sur, Lee Se-dol, y el CEO de Google, Eric Schmidt, asisten a la conferencia de prensa el 8 de marzo de 2016 en Seúl, Corea del Sur. Lee Se-dol jugará un partido de cinco juegos contra un programa de computadora desarrollado por Google, AlphaGo, a partir del 9 de marzo. 

Read in English

DeepMind ha desarrollado un algoritmo de Inteligencia Artificial capaz de dominar el ajedrez y los videojuegos sin que se le den las reglas, lo que marca otro gran avance para la división de inteligencia artificial de Google.

El algoritmo MuZero es una continuación de AlphaGo, que fue el primer programa de computadora en vencer a un campeón humano en el complejo juego de mesa Go.

MuZero no solo fue capaz de dominar el Go, sino que también se enseñó a sí mismo a jugar ajedrez, shogi y videojuegos Atari sin ningún dato humano o conocimiento de las reglas.

Los investigadores describieron a MuZero como "un importante paso adelante en la búsqueda de algoritmos de propósito general".

Los detalles de MuZero se publicaron en un artículo en la revista científica Nature el miércoles.

"Esto nos acerca un paso más a tener algoritmos que sean capaces de lidiar con el desorden y la complejidad del mundo real", dijo Demis Hassabis, CEO y fundador de DeepMind.

La startup con sede en Londres, que fue adquirida por Google en 2014 por 500 millones de dólares, ha sido aclamada por los principales expertos en inteligencia artificial por ser pionera en el desarrollo de inteligencia artificial a nivel humano, habiendo logrado una serie de hitos clave en el campo.

La compañía aún no ha generado ganancias y, a principios de este mes, informó pérdidas anuales de £ 477 millones en 2019, frente a £ 470 millones en 2018, aunque su empresa matriz puede tapar el drenaje de efectivo.