Japón: descubren fosa común con restos humanos que datan del siglo XIX

Restos de más de 1.500 personas fueron encontrados en una fosa común del siglo XIX,  se cree que murieron durante la epidemia

Samuel Osborne@SamuelOsborne93
miércoles 26 agosto 2020 23:36
Los arqueólogos desenterraron los restos de más de 1.500 personas, muchas de ellas con signos de muerte por epidemia, en una fosa común del siglo XIX.
Los arqueólogos desenterraron los restos de más de 1.500 personas, muchas de ellas con signos de muerte por epidemia, en una fosa común del siglo XIX.
Read in English

Los restos de más de 1.500 personas enterradas en una fosa común del siglo XIX se han descubierto en el oeste de Japón .

La tumba de Umeda fue desenterrada durante las excavaciones como parte de un plan de remodelación cerca de la estación principal de trenes en la ciudad portuaria de Osaka .

Los funcionarios de la Asociación de Propiedades Culturales de la ciudad de Osaka que están estudiando los restos dijeron que creen que pertenecen a jóvenes que murieron a fines del siglo XIX durante una epidemia. También se cree que la tumba contiene los restos de lechones, caballos y gatos.

Los restos se encontraron durante la última ronda de excavación, que comenzó en septiembre de 2019, luego de un estudio anterior en 2016-17 que desenterró cientos de restos similares en ubicaciones adyacentes, según Yoji Hirata, un funcionario de la asociación.

“Fue nuestro primer descubrimiento histórico de un lugar de entierro en Osaka”, dijo Hirata. "Los hallazgos proporcionarán detalles de la tradición funeraria de la gente común en ese entonces".

Muchos de los restos de la excavación anterior mostraban signos de lesiones en las extremidades.

El descubrimiento de más restos similares sugiere que el lugar de entierro se usó para quienes fueron víctimas de una epidemia en la región, agregó Hirata.

Muchos fueron encontrados en pequeños agujeros redondos, donde aparentemente sus cuerpos habían sido apilados y enterrados.

Los arqueólogos encontraron ataúdes que contenían múltiples restos, una señal de que muchas víctimas de una epidemia fueron enterradas juntas, dijo Hirata.

Se han recavado todas las partes del cuerpo y otros artefactos encontrados cerca, los expertos las examinarán con la esperanza de encontrar más detalles sobre las muertes.

Algunos expertos han citado la posibilidad de una epidemia de sífilis, que en ese entonces era desenfrenada en áreas pobladas como Osaka.

Los expertos también encontraron alrededor de 350 urnas y un posible osario en el sitio, señales de que los cuerpos fueron incinerados. También desenterraron monedas, cuentas de oración budistas, tocados, peines, copas y muñecos de arcilla que se creía que habían sido enterrados con los muertos.

Los restos de varios lechones fueron enterrados en el lado norte del cementerio, y dos caballos en el sur, mientras que los de gatos fueron encontrados en contenedores.

Hirata dijo que los expertos planean compilar sus hallazgos y análisis en un informe que se espera para fines del próximo año.

El sitio de entierro se encuentra en lo que solía ser un área agrícola fuera de la comunidad urbana cerca del Castillo de Osaka y fue uno de los siete cementerios principales de la ciudad. La gente solía recorrer los cementerios para orar por sus antepasados durante la temporada Bon de mediados de verano según la tradición budista.

Informes adicionales de agencias