Madre de tres hijos se enfrenta a la cárcel por hacer una serie de videos siniestros que amenazan con matar a Kamala Harris

"Tus días ya están contados", dijo en una grabación

Helen Elfer
miércoles 15 septiembre 2021 01:51
Kamala Harris' VP visit to Milwaukee and lead poisoning
Read in English

Una mujer que amenazó con asesinar a la vicepresidenta Kamala Harris en una serie de videos, podría ser sentenciada con hasta cinco años de prisión.

Niviane Petit Phelps de 39 años, hizo seis grabaciones en las que dijo que iba a matar a Harris, solo unas semanas después de que el vicepresidente y el presidente Joe Biden, tomaran posesión del cargo a principios de este año.

Según una declaración jurada, Phelps dijo "Kamala Harris, vas a morir", en el primer video que grabó y continuó: "Tus días ya están contados".

Ella dijo que alguien le había pagado 53 mil dólares para matar a Harris y agregó: "Voy a hacer el trabajo, está bien".

La enfermera de Florida grabó cinco videos más amenazadores y se los envió a su esposo en la cárcel, usando JPay, una aplicación que usan los presos para comunicarse con quienes están afuera, informa The Washington Post.

Phelps, madre de tres hijos, se declaró culpable el viernes de seis cargos de amenazas contra la vicepresidente. Debe ser sentenciada el 19 de noviembre y enfrenta hasta cinco años de prisión.

Phelps dijo a los investigadores que una de las razones de sus amenazas era que consideraba que Harris, que tiene un padre jamaicano y una madre india, no es en realidad negra.

También creía en la desacreditada teoría de la conspiración de que Harris puso su mano en su bolso en lugar de una Biblia el día de la inauguración, una idea que encontró irrespetuosa.

Leer Más: Tucker Carlson admite que miente en su programa: “ciertamente lo hago”

Su abogado, Scott Saul, le dijo al Miami Herald que Phelps no habría cumplido con sus amenazas, sino que "simplemente se estaba desahogando mientras atravesaba un momento tumultuoso en su vida".

En otros videos, Phelps dijo que estaba "yendo al campo de tiro" y según los registros judiciales, le dijo a Harris: "En 50 días a partir de hoy, morirás".

Los documentos judiciales muestran que después de enviar los videos a su esposo, Phelps solicitó un permiso de arma oculta.

En marzo de este año, Phelps fue entrevistada por un agente federal, a quien ella le dijo que "ya lo había superado". Sin embargo, cuando se le preguntó qué habría hecho si los funcionarios no hubieran tenido conocimiento de sus videos, respondió: "No lo sé".