Encuentran más de 200 esqueletos debajo del aeropuerto que construyen en la Ciudad de México

Los expertos esperan que los hallazgos ayuden a resolver el misterio de su extinción.

Tom Embury-Dennis@tomemburyd
sábado 05 septiembre 2020 17:57
La cabeza y los colmillos de un mamut son exhibidos en un museo de Chicago. Se estima que hay más de 200 esqueletos de mamut en el aeropuerto  que se construye en  Santa Lucía.
La cabeza y los colmillos de un mamut son exhibidos en un museo de Chicago. Se estima que hay más de 200 esqueletos de mamut en el aeropuerto que se construye en Santa Lucía.
Read in English

Al menos 200 esqueletos de mamut  han sido descubiertos en el sitio de construcción de un aeropuerto cerca de la Ciudad de México, y esta cifra se puede incrementar mientras avanzan las excavaciones.

Los expertos esperan que el sitio en las orillas de un antiguo lecho de lago, que atrajo y atrapó a los mamuts en su suelo pantanoso, ayude a resolver el misterio de su extinción .

Todavía se están haciendo descubrimientos en el área, dijeron los arqueólogos. Algunas pistas tempranas sugieren que los humanos fabricaron herramientas a partir de los huesos de los mamíferos gigantes, que desaparecieron de la Tierra hace entre 10.000 y 20.000 años.

Hay tantos mamuts en el sitio del nuevo aeropuerto de Santa Lucía que los observadores tienen que acompañar cada excavadora que excava en el suelo para asegurarse de que el trabajo se detenga cuando se descubran los huesos.

“Tenemos unos 200 mamuts, unos 25 camellos, cinco caballos”, dijo el arqueólogo Rubén Manzanilla López del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El sitio está a solo unas 12 millas de pozos artificiales, esencialmente trampas de mamut poco profundas, que fueron cavadas por los primeros habitantes para atrapar y matar a docenas de criaturas parecidas a elefantes.

Manzanilla López dijo que están surgiendo pruebas que sugieren que incluso si los mamuts en el aeropuerto murieron de forma natural después de quedar atrapados en el lodo del antiguo lecho del lago, sus restos pueden haber sido tallados por humanos. Se hizo un descubrimiento similar en el sitio de la trampa de mamuts en la aldea de San Antonio Xahuento, en el cercano municipio de Tultepec.

Si bien aún se están realizando pruebas en los huesos para tratar de encontrar posibles marcas de carnicería, los arqueólogos han encontrado decenas de herramientas de hueso de mamut, generalmente ejes utilizados para sostener herramientas o implementos de corte, como los de Tultepec.

“Aquí hemos encontrado evidencia de que tenemos el mismo tipo de herramientas, pero hasta que podamos hacer los estudios de laboratorio para ver las marcas de estas herramientas o posibles herramientas, no podemos decir que tenemos evidencia que está bien fundada”, dijo Manzanilla. López dijo.

El paleontólogo Joaquín Arroyo Cabrales dijo que el sitio del aeropuerto “será un sitio muy importante para probar hipótesis” sobre la extinción masiva de mamuts.

“Qué causó la extinción de estos animales, en todas partes hay un debate, ya sea el cambio climático o la presencia de humanos”, dijo Arroyo Cabrales.

"Creo que al final la decisión será que hubo un efecto de sinergia entre el cambio climático y la presencia humana".

Ashley Leger, paleontóloga de la empresa Cogstone Resource Management con sede en California que no participó en la excavación, señaló que tales agrupaciones de muerte natural "son raras".

“Se debe cumplir un conjunto muy específico de condiciones que permitan una colección de restos en un área pero que también se conserven como fósiles”, dijo.

"Es necesario que haya un medio para que sean enterrados rápidamente y experimenten niveles bajos de oxígeno".

El sitio cerca de la Ciudad de México parece haber superado al Mammoth Site en Hot Springs, Dakota del Sur, que tiene alrededor de 61 conjuntos de restos, como el hallazgo de huesos de mamut más grande del mundo.

También se han encontrado grandes concentraciones en Siberia y en los pozos de alquitrán de La Brea en Los Ángeles.

Por ahora, los mamuts parecen estar en todas partes en el sitio de construcción. Los descubrimientos pueden ralentizar, pero no detener el trabajo, en el nuevo aeropuerto.

El capitán del ejército mexicano Jesús Cantoral, quien supervisa los esfuerzos para preservar los restos en el sitio liderado por el ejército, dijo que “una gran cantidad de sitios de excavación” aún están pendientes de un estudio detallado y que los observadores deben acompañar a las retroexcavadoras y topadoras cada vez que rompen la tierra.

El proyecto es tan grande, señaló, que las máquinas pueden ir a trabajar a otro lugar mientras los arqueólogos estudian un área.

El proyecto del aeropuerto está programado para completarse en 2022, momento en el que finalizará la excavación.

Informes adicionales de AP