Ministra de Malasia provoca indignación por aconsejar a maridos que las esposas rebeldes necesitan palizas “suaves”

Un vídeo publicado en Instagram les dice a los hombres que hablen con las “esposas tercas”, duerman separados y, si eso falla, las golpeen

Maya Oppenheim
Miércoles, 16 de febrero de 2022 16:56 EST
<p>La viceministra hizo sus polémicas declaraciones en Instagram </p>

La viceministra hizo sus polémicas declaraciones en Instagram

Read in English

Una ministra de Malasia aconsejó a los maridos que golpeen a sus esposas “suavemente” para disciplinarlas, lo que provocó la indignación de activistas.

Siti Zailah Mohd Yusoff, viceministra de la mujer y la familia, les dijo a los hombres que podían probar el “enfoque de contacto físico” para castigar a las mujeres por comportamiento “rebelde” en un vídeo de dos minutos de duración en Instagram.

El vídeo, que se tituló “Consejos de la madre”, les dice a los esposos que al principio hablen con las “esposas indisciplinadas y tercas”, pero que si la esposa no recapacita, entonces no deben compartir la cama con ellas.

Ella agregó: “Sin embargo, si la esposa aún se niega a seguir el consejo, o cambia su comportamiento después de la separación para dormir, entonces los esposos pueden probar el enfoque del contacto físico, golpeándola de forma suave, para mostrar su rigor y cuánto quiere que cambie”.

La viceministra, quien es diputada por el Parti Islam se- Malaysia (Pas), un partido islámico con valores conservadores, también aconsejó a las esposas sobre cómo mantener felices a sus maridos.

Declaró: “Hablen con sus esposos cuando estén tranquilos, hayan terminado de comer, hayan orado y estén relajados. Cuando queramos hablar, primero pidamos permiso”.

Diferentes grupos de derechos de las mujeres se unieron para instar a la ministra a renunciar por sus comentarios bastante criticados, advirtieron que los comentarios legitiman el abuso doméstico,

Al emitir un comunicado, el JAG (Grupo de Acción Conjunta para la Igualdad de Género) declaró: “La viceministra debe dimitir por normalizar la violencia doméstica, que es un delito en Malasia, así como por perpetuar ideas y comportamientos que se oponen a la igualdad de género”.

“Solo durante el periodo de la orden de control de movimiento en 2020 y 2021 hubo 9.015 informes policiales sobre violencia doméstica; estas estadísticas pueden no incluir informes recibidos por ONGs y otras organizaciones de apoyo”.

El JAG agregó: “A menudo hay un estigma y un miedo asociados a denunciar la violencia doméstica y esto se ve agravado por declaraciones como las de Siti Zailah”.

Antonia Kirkland, líder mundial en igualdad legal en Equality Now, una organización no gubernamental que promueve los derechos de las mujeres y las niñas, le comentó a The Independent: “Los gobiernos nunca deben promover o alentar la violencia contra las mujeres, ya sea de forma explícita en la ley, como todavía existe en algunos países, o en declaraciones públicas como esta”.

Kirkland argumentó que es sobre todo preocupante que los comentarios los haga una política que se enfoca expresamente en el desarrollo de las mujeres, la familia y la comunidad en su trabajo.

“De quién debería ser el papel de proteger y promover los derechos de las mujeres y las niñas a vivir libres de todas las formas de violencia y en todos los contextos, incluso en el hogar”, agregó.

“Esperamos que el gobierno de Malasia rechace de forma rápida e inequívoca de la declaración errónea y peligrosa de la viceministra, quien debe retractarse”.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in