Fundador de empresa tecnológica de Utah envía “horrible” correo antivacunas y antisemita a funcionarios estatales

El fundador de Entrata, Dave Bateman, renunció como presidente después de enviar una trama llena de teorías de conspiración sobre las vacunas contra el covid-19

Alex Woodward
miércoles 05 enero 2022 21:41
Doctors: Vaccines are best defense against omicron
Read in English

El fundador de una empresa de software de gestión de propiedades con sede en Utah renunció a su puesto como presidente después de enviar un correo electrónico antisemita a varios funcionarios estatales y jefes de empresas en el que acusó sin fundamento a “los judíos” por lo que caracterizó como un complot para “practicar la eutanasia contra el pueblo estadounidense” con vacunas contra el covid-19.

David Bateman renunció a la junta directiva de Entrata y renunció a su puesto como presidente después de informes por el correo electrónico, según el director ejecutivo de Entrata, Adam Edmunds.

“La junta directiva de Entrata le pidió hoy a Dave Bateman que renunciara a la junta directiva de la compañía, que incluye su cargo de presidente”, escribió Edmunds en un comunicado en las redes sociales. “Dave estuvo de acuerdo y ya no es miembro de la junta de Entrata, con efecto inmediato”.

Edmunds dijo que “Entrata condena de manera firme el antisemitismo en todas y cada una de sus formas”.

En un correo electrónico enviado desde su cuenta de entrata.com el 3 de enero, Bateman, que había rescatado al Partido Republicano del estado de sus deudas legales, revivió una teoría de conspiración antisemita fabricada que postula a las vacunas como un esfuerzo internacional de las “élites” globales que aprovechan la pandemia y el “exterminio sistemático de miles de millones de personas” para “consolidar todos los países del mundo bajo una sola bandera con un régimen totalitario”.

“Creo que los judíos están detrás de esto”, escribió.

Añadió: “Lo sé, suena loco. Nadie hace informes al respecto, pero los judíos jasídicos en EE.UU. instituyeron una ley para su pueblo de que no deben ser vacunados por ningún motivo”.

Entre los destinatarios se encontraban ejecutivos de compañías tecnológicas, funcionarios electos y otros líderes estatales, incluido el propietario del equipo Utah Jazz de la NBA, el gobernador Spencer Cox y la líder minoritaria del Senado de Utah, Luz Escamilla, de acuerdo al The Washington Post.

En un mensaje enviado a FOX 13 de Utah, quienes dieron el primero informe sobre el correo electrónico, Bateman confirmó que lo había escrito y agregó que “no tiene nada más que amor por el pueblo judío”.

Clint Betts, director ejecutivo y cofundador del grupo industrial de tecnología sin fines de lucro Silicon Slopes, dijo que el correo electrónico de Bateman “era una locura, intolerante y antisemita”.

“No es representativo de Silicon Slopes o de la comunidad inclusiva que muchos en este estado tratan de construir”, dijo.

Elizabeth Converse, directora ejecutiva de Silicon Slopes Commons, dijo que el “comportamiento y el sentimiento de Bateman son despreciables y no reflejan las actitudes de la industria tecnológica de Utah”.

“Es desconcertante que un exlíder de nuestra comunidad ahora trate de socavar el arduo trabajo que han llevado a cabo nuestras empresas en dos frentes: la respuesta al covid-19 y nuestro compromiso continuo con la diversidad”, dijo en un comunicado. “Amamos y apoyamos a nuestros hermanos y hermanas judíos, y sabemos que nuestra industria y nuestro estado son mejores gracias a su trabajo”.

Una declaración de la organización de defensa United Jewish Federation a Deseret News de Utah condenó las “acusaciones viles, hiperbólicas y falsas del correo electrónico contra los judíos que amplifican lo que es uno de los peores sentimientos antisemitas de nuestra historia”.

“Atribuye en directo al pueblo judío la responsabilidad por la muerte de millones de estadounidenses y otras teorías de conspiración infundadas y refutadas una y otra vez acerca del pueblo judío y la epidemia de covid”, dice el comunicado. “Creemos que tales declaraciones de personas influyentes en nuestra comunidad contribuyen al aumento de los crímenes de odio y los ataques violentos contra judíos aquí y en el extranjero”.

En julio pasado, Entrata dijo que estaba procesando más de 20.000 millones de dólares en pagos de alquiler al año a través de su plataforma que atiende a más de 20.000 de comunidades de apartamentos en Estados Unidos.

La compañía dijo que es la “empresa de software de más rápido crecimiento en el sector inmobiliario” con más de US$200 millones en ingresos recurrentes anuales, con más de 2100 empleados y “planea contratar cientos más solo en 2021”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in