Detienen a cómplice de la estafa de admisiones de la universidad de California

Un empresario de California que se dice que llevó a la estrella de "Full House" Lori Loughlin y a su esposo diseñador de moda, Mossimo Giannulli, al líder del plan de soborno de admisión a la universidad, admitió haber pagado $40,000 para manipular el puntaje ACT de su hija.

Via AP news wire
martes 22 septiembre 2020 01:56
Soborno de admisión a la universidad.
Soborno de admisión a la universidad.
Read in English

Un empresario de California que dijo haber llevado a la estrella de "Full House",  Lori Loughlin y su esposo diseñador de moda, Mossimo Giannulli, al líder del plan de soborno de admisión a la universidad admitió el lunes que pagó $ 40,000 para manipular el puntaje ACT de su hija.

Mark Hauser, un ejecutivo de seguros y capital privado que alguna vez fue director de la junta en la escuela secundaria a la que asistieron las hijas de la famosa pareja, se convirtió en el padre número 29 en declararse culpable de participar en el escándalo que involucra a las mejores universidades de todo el país.

Los abogados de la famosa pareja dijeron en sus audiencias de sentencia el mes pasado que Hauser fue quien recomendó que trabajaran con el consultor de admisiones en el centro del esquema.

Hauser no había sido previamente nombrado públicamente en el caso. Los fiscales revelaron el cargo contra Hauser horas después de que terminaran las audiencias de sentencia de Loughlin y Giannulli.

A Loughlin se le ordenó cumplir dos meses tras las rejas por pagar medio millón de dólares para que sus dos hijas ingresaran a la Universidad del Sur de California como reclutas, a pesar de que ninguna de las dos era remera. Giannulli fue condenado a cinco meses. Se supone que deben presentarse en prisión el 19 de noviembre.

Hauser, de 59 años, de Los Ángeles, pagó 40.000 dólares para que alguien se hiciera pasar por el supervisor de ACT de su hija y corrigiera en secreto sus respuestas en 2016, dijeron las autoridades en documentos judiciales. El supervisor, Mark Riddell, también se ha declarado culpable del plan. Riddell le dio a la hija de Hauser una puntuación de 31 sobre 36, dijeron los fiscales.

El fiscal federal adjunto Eric Rosen dijo que los fiscales creen que la hija de Hauser no estaba al tanto de la  trampa.

Hauser se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude postal. Los fiscales han dicho que pedirán una sentencia de seis meses de prisión. Está previsto que sea sentenciado en enero.

Hauser compareció ante un juez de la corte federal de Boston por videoconferencia desde California debido a la pandemia de coronavirus. Dijo poco, aparte de responder preguntas de sí o no del juez sobre su decisión de declararse culpable.

Se envió un correo electrónico en busca de comentarios a un abogado de Hauser después de la audiencia.