Coronavirus: Empresa gigante de empaquetado de carne se ofrece a almacenar la vacuna de Pfizer

Smithfield Foods puso a disposición de las autoridades estadounidenses sus congeladores “ultrafríos”

Josh Marcus
viernes 04 diciembre 2020 19:49

Anthony Fauci se reunirá con Joe Biden

Read in English

Smithfield Foods, el mayor productor de carne de cerdo del mundo, dijo que se había ofrecido a ayudar a los funcionarios de salud a almacenar las vacunas Covid-19 en sus congeladores “ultrafríos” como parte de un impulso a la distribución a nivel nacional.

La compañía está "lista y dispuesta a ayudar a las agencias de salud en caso de que su capacidad de almacenamiento se reduzca", dijo a Reuters la directora administrativa, Keira Lombardo, en un comunicado el jueves.

Los funcionarios de salud de los Estados Unidos están apresurados para asegurar el espacio adecuado y necesario en congeladores para almacenar la vacuna contra el coronavirus.

La versión de Pfizer debe almacenarse a 70 grados Celsius bajo cero, mucho más frío que la norma para la mayoría de las vacunas, mientras que la de Moderna necesita temperaturas de 20 grados bajo cero.

Las plantas de Smithfield han experimentado anteriormente brotes de coronavirus entre sus trabajadores. El empaquetado de carne se realiza rápidamente y en lugares cerrados, por trabajadores que son desproporcionadamente personas de color, y tienen más probabilidades de verse afectados por el virus.

Durante un tiempo, la planta de la compañía en Sioux Falls en Dakota del Sur fue el epicentro del brote de coronavirus más grande del país, vinculado a al menos 1,300 casos y cuatro muertes.

El Departamento de Trabajo multó a la empresa con el máximo de 13,494 dólares en septiembre por no proteger a sus trabajadores. Otra planta en Carolina del Norte, el matadero de cerdos más grande del mundo, también tuvo un brote.

Los trabajadores de las empacadoras de carne se consideran esenciales en muchos estados, pero no se prevé que encabecen la lista para recibir la vacuna, y se espera que las primeras dosis lleguen a los trabajadores de la salud y los residentes de hogares de ancianos.

Los grupos laborales han pedido al presidente Trump y al presidente electo Biden que también aseguren el acceso prioritario a la vacuna para los trabajadores de las empacadoras de carne.