Donald Trump admits he was 'billions of dollars in debt' in opening to US Apprentice

Trump podría regresar a los reality shows después de dejar la Casa Blanca

Según los informes, el presidente saliente está considerando el regreso de Apprentice después de dejar el cargo

Joe Sommerlad@JoeSommerlad
viernes 18 diciembre 2020 14:16
Read in English

Según los informes, Donald Trump planea regresar a la televisión de realidad después de su partida de la Casa Blanca en enero.

Antes de postularse para un cargo de elección, Trump presentó el famoso programa de NBC The Apprentice durante 14 temporadas entre 2004 y 2015, así como su programa hermano The Celebrity Apprentice durante siete temporadas.

Producida por Mark Burnett, la serie le dio a la carrera del magnate inmobiliario de Nueva York un segundo acto después de que sus negocios de casinos en Atlantic City colapsaron a principios de la década de 1990, lo que le permitió proyectar una imagen de éxito corporativo que convenció a muchos de que haría una popular y efectiva candidatura a la presidencia.

"Al comenzar sus últimas semanas en el cargo, en medio de un aumento invernal de muertes por coronavirus, el presidente Donald Trump les ha dicho a sus confidentes que está pensando en resucitar el programa de telerrealidad The Apprentice o The Celebrity Apprentice", informa The Daily Beast, citando a "dos personas con conocimiento directo de la situación y otra persona cercana al presidente”.

El informe continúa: “Entre su órbita interior de familiares, asistentes políticos y asesores, es una señal más de que, a pesar de la insistencia pública del presidente de que ganó las elecciones de 2020, reconoce que ha perdido y que su cruzada legal en curso para cancelar la victoria de Joe Biden se quedará corta".

Los desafíos de Trump al resultado de las elecciones de noviembre, que lo vieron perder el Colegio Electoral ante Biden por 306-232 y el voto popular de unos 7 millones de boletas, ciertamente parecen haberse quedado sin camino, después de que el resultado fuera certificado el lunes y la Corte Suprema de los Estados Unidos desestimara una demanda de última instancia presentada por el fiscal general de Texas la semana pasada.

Sin embargo, el presidente se niega a renunciar públicamente a la lucha, impulsando teorías de conspiración en Twitter e incluso sugiriendo que el gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, y el secretario de estado Brad Raffensburger, deberían ser encarcelados por no ayudarlo a revertir el resultado en su estado.

Aún no se sabe con precisión cómo Trump ocupará su tiempo fuera del cargo, aunque se espera que se mude a Mar-a-Lago, su residencia en Florida, donde se ha visto a su esposa Melania visitando las escuelas secundarias locales para su hijo adolescente Barron.

Los vecinos de los Trump en Palm Beach ya se han opuesto a esta mudanza y se muestran reacios a ver su paz y tranquilidad interrumpidas por su regreso.

Esta por verse si el público de la televisión estadounidense tiene más apetito por Trump, y lo toma en serio al declarar "¡Estás despedido!" después de perder unas elecciones y tener una de las administraciones más caóticas de la historia política.

Ciertamente tiene un imperativo financiero para revivir su marca gravemente dañada, y The New York Times informó en septiembre que la Organización Trump, que administra su imperio internacional de hoteles y campos de golf con pérdidas, tiene cientos de millones de dólares en préstamos por pagar durante los próximos cuatro años.

Como presidente, Trump trajo varios aspectos de The Apprentice a Washington, incluido el exconcursante Omarosa Manigault Newman como asistente del ala oeste, además de los hábitos de participar en despidos casi semanales y medir su éxito en términos de índices de audiencia.