Trump dice que los inmigrantes de Haití pueden propagar el Sida en EE.UU.

‘Dejamos entrar a todos. ¡Es como un deseo de muerte, como un deseo de muerte para nuestro país!’

Stuti Mishra
viernes 08 octubre 2021 23:00

“Muchas de esas personas [los haitianos] probablemente tengan Sida y vienen a nuestro país”, afirma Trump a Fox News.

Read in English

El expresidente Donald Trump volvió a arremeter contra los refugiados que solicitan asilo en Estados Unidos, esta vez afirmando que los haitianos “probablemente tienen Sida” y calificando su llegada como un “deseo de muerte para nuestro país.”

Trump hablaba el jueves en el programa de máxima audiencia de Sean Hannity en Fox News cuando se le preguntó sobre los protocolos de pruebas de covid para los refugiados. Continuó haciendo varias afirmaciones infundadas sobre los inmigrantes e incluso habló de una conspiración de otros países contra Estados Unidos.

“Hay otra cosa de la que nadie habla”, precisó el expresidente.

“Tenemos cientos de miles de personas que llegan desde Haití. Haití tiene un tremendo problema de Sida. El Sida es un paso más allá. El Sida es un problema realmente grave”.

“Así que cientos de miles de personas están entrando en nuestro país y si miras las estadísticas y miras los números, si miras simplemente - echa un vistazo a lo que está sucediendo en Haití, un tremendo problema con el Sida”, arremetió Trump.

“Muchas de esas personas probablemente tengan Sida y están llegando a nuestro país”, expresó. “No hacemos nada al respecto. Dejamos que todo el mundo entre. Es como un deseo de muerte, como un deseo de muerte para nuestro país”.

Trump también afirmó que docenas de países están “vaciando su prisión” enviando a propósito prisioneros recién liberados a Estados Unidos.

“¡He oído que son 50 países! Están vaciando sus cárceles en los Estados Unidos”, afirmó Trump. “Sus cárceles, algunas de las personas más duras de la tierra están siendo arrojadas a Estados Unidos porque no las quieren. No quieren ocuparse de ellos durante los próximos 40 años”.

Leer más: Donald Trump pierde su puesto en la lista de ricos de Forbes por primera vez en 25 años

Los comentarios provocaron críticas en Internet, donde algunos usuarios señalaron sus anteriores declaraciones racistas, mientras que muchos también reiteraron la incapacidad de su propia administración para hacer frente al covid.

“No es una broma. Trump está vomitando sobre la gente que viene de Haití y diciendo que “todos tienen Sida”, pero no le importa una mierda que mató a más de 600 mil estadounidenses de covid”, escribió el usuario de Twitter Tim Faulkner.

“Realmente trato de no compartir mucho acerca de los 30 correos electrónicos al día que recibo de Trump (la mayoría son conspiraciones y sólo pidiendo dinero), pero santa mierda aquí está llegando de nuevo al estereotipo más rencoroso dirigido al pueblo haitiano de hace 30 años”, escribió el reportero de WLRN Danny Rivero.

“Trump está tratando de aprovechar la xenofobia, la homofobia y el racismo para encender su base de nuevo. Hoy proclama un enorme riesgo grave para Estados Unidos debido a los haitianos ilegales con sida que cruzan la frontera. Recuerda su obsesión por convertir a los mexicanos en violadores.Un sociópata con un solo truco”, escribió un usuario llamado Mike Mann.

No es la primera vez que el expresidente hace comentarios racistas y contra los refugiados. A principios de 2017, el New York Times informó, citando a dos fuentes, que Trump en una reunión informativa con sus asesores precisó que los 15 mil haitianos enviados por el gobierno de esa nación a los Estados Unidos “todos tenían SIDA”.

La Casa Blanca negó la afirmación y mencionó que Trump, el entonces presidente, no hizo ese comentario.

En 2018, el Washington Post informó que Trump quería inmigrantes de países como Noruega, en lugar de “países de mierda” cuando se le preguntó sobre Haití.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países de mi***da que vienen aquí?”, dijo supuestamente el expresidente, cuando se le preguntó sobre los inmigrantes de Haití, El Salvador y las naciones africanas como parte de un proyecto de ley de inmigración bipartidista. Luego sugirió que Estados Unidos debería admitir más inmigrantes de lugares como Noruega.