Sospechoso de tiroteo en escuela de Texas es liberado bajo fianza, sufría acoso escolar

El tribunal ordena a un joven de 18 años que se mantenga alejado de la escuela y de los heridos en el tiroteo

Maroosha Muzaffar
viernes 08 octubre 2021 16:56
Los tiroteos, el problema de todos los presidentes (y ahora el de Biden)
Read in English

Al sospechoso de 18 años que abrió fuego en una escuela secundaria en Arlington, Texas, se le concedió la libertad bajo fianza y se le ordenó que se mantuviera alejado de la institución y de los heridos en el incidente, declaró su abogada el jueves.

Kim T Cole, la abogada de derechos civiles que representa a Timothy George Simpkins, insistió en que el caso no era un "tiroteo escolar estándar".

“Hay numerosos tiroteos en escuelas que han ocurrido en todo este país que son trágicos. Todos los tiroteos escolares son trágicos. Sin embargo, en esta situación, este no era alguien que acababa de ir y disparar a una escuela y había tomado una decisión [y dijo] 'Sabes, estoy molesto y solo voy a disparar a cualquiera que vea'”, manifestó Cole a los medios.

“Solicito a los medios que corrijan su narrativa con respecto a lo sucedido y que todos respeten la privacidad de la familia”, expresó, mientras dos familiares escoltaban a Simpkins desde la cárcel.

"Hay una distinción entre un tiroteo masivo y un tiroteo en una escuela: estas son personas que están dispuestas a disparar a varias personas y eso no es lo que sucedió".

Varios videos del incidente en las redes sociales mostraron a los estudiantes corriendo para cubrirse, después de que estalló una pelea y un estudiante abrió fuego dentro de un aula en la escuela secundaria Timberview, hiriendo a cuatro personas.

Simpkins, identificado como el sospechoso, había huido de la escena, pero fue detenido horas después. Ahora estará bajo arresto domiciliario, según el canal de noticias local WFAA. También se someterá a pruebas de drogas y alcohol y usará un dispositivo de monitoreo GPS.

El tribunal ordenó Simpkins, acusado de tres cargos de agresión agravada con un arma mortal, que se mantuviera alejado de la escuela y de las personas que resultaron heridas en el tiroteo.

Leer más: Encarcelan a estudiante de medicina por atacar con ácido a su exnovia

La familia de Simpkins había dicho anteriormente que él era objeto de acoso escolar y también afirmó que actuó después de haber sido asaltado y atacado por matones.

Simpkins fue pintado como una "amenaza para nuestra sociedad y nada podría estar más lejos de la verdad", expuso una extensa publicación en Facebook realizada el jueves por un portavoz anónimo de la familia Simpkins. Los comentarios se atribuyeron a la madre y la abuela de Simpkins, informó el periódico local Fort-Worth Star Telegram.

"Nunca se ha sabido que moleste a nadie y haría cualquier cosa para ayudar a alguien que lo necesita".

“Desde el comienzo de este año escolar, Timothy ha sido acosado en la escuela. Ha sido golpeado, burlado y molestado a diario. Recientemente fue emboscado por un grupo de jóvenes fuera de la escuela, lo despojaron de su ropa frente a una multitud de espectadores y le robaron su dinero y posesiones. Ha sido humillado y despojado de su dignidad en más de una ocasión, lo que lo llevó a tener miedo de ir a la escuela o incluso salir de nuestra casa sin un adulto”, reveló el post.

Expuso la primera infancia de Simpkins, afirmando que se había “deprimido y algunos días ni siquiera quería levantarse de la cama. Estoy seguro de que temía por su seguridad y sentía que no contaba con el apoyo de las autoridades cuya responsabilidad era protegerlo”.

El padre de Simpkins fue "brutalmente golpeado hasta la muerte" y eso "definitivamente aumentó el temor de Timothy por su vida".

“Muchos de ustedes han visto el video de la brutal paliza que recibió Timothy; ni siquiera devolvió un golpe; simplemente hizo una bola y se cubrió la cabeza”, expone la publicación. La presunta intimidación que enfrentó se informó a la escuela, pero no se tomó ninguna medida, señaló el comunicado en Facebook.

“Sin mencionar que los jóvenes responsables de golpearlo y acosarlo recientemente lo amenazaron con matarlo, así que mi hijo estaba aterrorizado y creía que lo asesinarían al igual que su padre”.

Mientras tanto, el superintendente asociado de comunicaciones del distrito escolar de Mansfield, Donald Williams, declaró a los medios locales que aún no se ha determinado si el acoso podría ser citado como motivo del tiroteo y dijo que las investigaciones sobre el incidente continuarán.

La “situación completa será evaluada y determinada para nosotros como distrito. Siempre estamos buscando formas en las que podamos mejorar y progresar. Tenemos agentes de la ley en cada uno de nuestros campus, creo que es importante que la comunidad lo sepa”, mencionó.

Williams agregó que los estudiantes involucrados en el incidente "serán tratados de acuerdo con nuestro Código de Conducta Estudiantil, y esa es la forma en que se maneja todo el proceso".