Texas “construirá el muro” por su cuenta, dice el gobernador republicano

Instó a otros estados a unirse a sus esfuerzos para gestionar la crisis fronteriza

Mayank Aggarwal
viernes 11 junio 2021 16:52
La frontera del sueño americano
Read in English

Afirmando que la crisis fronteriza entre Estados Unidos y México “no es cosa de risa”, el gobernador Greg Abbott anunció el jueves que Texas construirá un muro por su cuenta.

“Anunciaré la próxima semana el plan para que el estado de Texas comience a construir el muro fronterizo en el estado de Texas”, dijo Abbott al intervenir el jueves en una “cumbre de seguridad fronteriza” en Del Río.

El líder republicano se dirigía a una reunión de agentes de la ley, jueces de condado y alcaldes. Señaló que “es necesario un cambio”, ya que las ciudades fronterizas están luchando contra el impacto de los migrantes.

Abbott criticó la política de fronteras abiertas del gobierno de Biden y dijo que en la actualidad el compromiso es que “cualquiera que quiera entrar va a poder hacerlo”. Por eso es necesario el cambio, sostuvo.

Afirmó que Texas está llevando a cabo una respuesta sin precedentes a la crisis fronteriza, ya que afecta a todo el país, al tiempo que anunció una serie de medidas para hacer frente al problema.

“La crisis fronteriza es más grande que el estado de Texas. Necesitamos que otros estados de Estados Unidos se unan a nuestro esfuerzo. La crisis fronteriza no es un asunto de risa. Tampoco es un sitio de turismo para que los miembros del Congreso hagan una peregrinación anual para ver y luego no hacer absolutamente nada al respecto”, comentó mientras instaba a otros estados a unirse a sus esfuerzos.

Leer más: Texas avala proyecto de ley para estudiar psicodélicos y tratar trastorno de estrés postraumático en veteranos

Afirmó que van a empezar a realizar detenciones para que todo el que llegue a Estados Unidos reciba el mensaje de que no tiene un pase libre, sino “un pase directo a una celda”.

En el marco de su plan de seguridad fronteriza reforzada, el gobernador anunció la formación de un grupo de trabajo, la aprobación de 1.000 millones de dólares (700 millones de libras) en fondos para la seguridad fronteriza y la construcción de barreras fronterizas.

Sin embargo, Abott admitió que, a largo plazo, sólo el Congreso de Estados Unidos y el presidente pueden arreglar la frontera rota, pero que, mientras tanto, “Texas va a hacer todo lo posible, incluida la realización de arrestos, para mantener la seguridad de la comunidad y esto empieza inmediatamente hoy”.

La inmigración es actualmente uno de los temas más polarizantes de la política estadounidense. Fue uno de los principales puntos de encuentro durante el gobierno de Trump y sigue siendo un punto crítico bajo el gobierno de Biden.