Sentencian a 15 meses de cárcel a hombre que amenazó con esparcir el COVID-19 en supermercados de Texas

“Lo que haces en las redes sociales tiene consecuencias en la vida real”

Oliver O'Connell
jueves 07 octubre 2021 20:22

Fue arrestado en abril de 2020 después de publicar mensajes amenazadores en Facebook.

Read in English

Un jurado federal condenó a un hombre de Texas a 15 meses de prisión por publicar un engaño de Covid-19 en las redes sociales.

Christopher Charles Perez, también conocido como Christopher Robbins, fue declarado culpable de difundir información falsa y engaños relacionados con armas biológicas, un delito.

Fue arrestado en abril de 2020 después de publicar mensajes amenazadores en Facebook alegando que le había pagado a alguien infectado con el virus para que lamiera artículos en las tiendas de comestibles del área de San Antonio para asustar a la gente y evitar que visitaran esos establecimientos.

“El primo de mi amigo tiene covid19 y ha lamido todo durante los últimos 2 días porque le pagamos”, publicó Pérez en Facebook, según documentos judiciales.

"La gran diferencia es que le dijimos que no fuera estos [improperios] idiotas que graban y publican en línea ... USTED ESTÁ ADVERTIDO".

A Pérez también se le ordenó pagar una multa de mil dólares. El crimen puede llevar a una sentencia de por vida si la pérdida de la vida resulta del engaño; de lo contrario, la sentencia máxima es de cinco años.

"Tratar de asustar a la gente con la amenaza de propagar enfermedades peligrosas no es un asunto de broma", dijo la fiscal federal Ashley C. Hoff. "Esta oficina toma en serio las amenazas de dañar a la comunidad y las procesará con todo el peso de la ley".

"Aquellos que amenacen con usar Covid-19 como arma contra otros serán responsables de sus acciones, incluso si la amenaza fue un engaño", dijo el agente especial a cargo de la División San Antonio del FBI, Christopher Combs.

“Las acciones de Pérez fueron diseñadas a sabiendas para sembrar el miedo y el pánico y la sentencia de hoy ilustra la gravedad de este crimen. El FBI quisiera agradecer a nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley por su ayuda en este caso".

Según documentos judiciales, Pérez argumentó que hizo la publicación para disuadir a las personas de visitar las tiendas, supuestamente para evitar la propagación del virus.

Admitió que el contenido de la publicación era falso y que no se le había pagado a nadie para propagar intencionalmente el virus en las tiendas de comestibles.

El arresto de Pérez el 8 de abril de 2020 se produjo después de que se enviara una captura de pantalla de la publicación al Southwest Texas Fusion Center, un grupo de agencias policiales que coordina los esfuerzos para investigar posibles amenazas terroristas al público.

Leer más: Perder el olfato por covid-19 puede arruinar tu vida sexual

No está protegido por la primera enmienda ya que su publicación contenía una amenaza directa de daño, en este caso involucrando el uso potencial de un arma biológica: Covid-19.

Imran Ahmed, director ejecutivo del Center for Counter Digital Hate, que ha rastreado información errónea relacionada con Covid-19 en línea, dijo a The Washington Post que el caso de Pérez es "un buen ejemplo de que lo que haces en las redes sociales tiene consecuencias en la vida real".