Cientos de trabajadores de Tesla contrajeron COVID-19 después de que Elon Musk reabriera una fábrica

Cerca de 450 casos fueron reportados entre mayo y diciembre de 2020, según datos recientemente publicados

Nathan Place
sábado 13 marzo 2021 18:13

Estalla inesperadamente el cohete prototipo Starship de SpaceX tras aterrizar con éxito

Read in English

En mayo de 2020, el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, reabrió desafiantemente una fábrica en Fremont, California, a pesar de una orden de cierre en todo el condado. Casi un año después, los datos de salud pública muestran que cientos de trabajadores contrajeron COVID-19.

Según un gráfico obtenido por el sitio web PlainSite, se informaron alrededor de 450 casos de COVID en la fábrica al Departamento de Salud Pública del Condado de Alameda entre mayo y diciembre de 2020. Solo en diciembre, hubo 125 casos.

Tesla reafirmó a sus empleados, aproximadamente un mes después de la reapertura, que el virus no circulaba en la fábrica.

“Desde que reiniciamos las operaciones, no hemos tenido ninguna transmisión de COVID-19 en el lugar de trabajo”, escribió Laurie Shelby, la principal responsable de seguridad de la empresa, en un correo electrónico en junio.

Ese mes, según los nuevos datos, la fábrica reportó 19 casos. El mes anterior, el gráfico dice algo crípticamente, había habido "<11".

El Washington Post reveló la existencia de infecciones en junio, pero el departamento de salud de Alameda se negó a dar a conocer los números durante más de un año, citando leyes de privacidad en torno a los registros de salud.

Leer más: Biden dice que EE.UU. debería estar “más cerca de la normalidad” para el 4 de julio, en su primer discurso a nivel nacional

Tesla y el departamento de salud aún no han respondido a las solicitudes de comentarios de The Independent.

La saga de Fremont comenzó el 11 de mayo de 2020, cuando Musk anunció dramáticamente en Twitter que estaba reabriendo la fábrica, a pesar de un cierre en todo el condado debido al coronavirus.

"Tesla está reiniciando la producción hoy en contra de las reglas del condado de Alameda", tuiteó el CEO. “Estaré en la línea con todos los demás. Si alguien es arrestado, pido que sea solo yo”.

En ese momento, Estados Unidos atravesaba la primera ola mortal de la pandemia. Musk había estado criticando los cierres relacionados con COVID y las órdenes de quedarse en casa durante semanas, llamándolos "fascistas" durante una llamada con inversionistas.

“LIBEREN A ESTADOS UNIDOS AHORA”, tuiteó el 29 de abril.

Mientras tanto, Musk tuiteó repetidamente artículos y gráficos que parecían arrojar dudas sobre la gravedad de la pandemia.

"Interesante...", tuiteó el 26 de abril, junto con un enlace a un artículo de USA Today cuyo titular incluía la frase: "A los hospitales se les paga más si los pacientes aparecen como COVID-19".

Además de la reapertura, Tesla también demandó al condado de Alameda por el cierre, argumentando que contradecía una orden anterior del gobernador de California, Gavin Newsom. El condado finalmente cedió y permitió que la fábrica de Fremont reanudara el trabajo.