“La prohibición debería ser permanente”: reaccionan en Twitter a la suspensión de Facebook a Trump

“El intento de golpe de Estado de Trump del 6 de enero exige la suspensión de por vida”, escribe el profesor de política de la UVA

Gustaf Kilander@GustafKilander
viernes 04 junio 2021 19:25
Trump cancela su propio blog después de 29 días
Read in English

Los usuarios de Twitter reaccionaron a la decisión de Facebook de suspender al ex presidente Donald Trump durante al menos dos años y muchos dijeron que el gigante de las redes sociales debería seguir el ejemplo de Twitter y hacer que la prohibición sea permanente.

El profesor de política de la Universidad de Virginia, Larry Sabato, escribió: “La prohibición debería ser permanente. El intento de golpe de Trump del 6 de enero exige una suspensión de por vida”.

El presidente y director general de Media Matters for America, Angelo Carusone, tuiteó: “Mark Zuckerberg reconoció de manera explícita que Trump utilizó Facebook para incitar una insurrección violenta. Y, sin embargo, al parecer eso no llega al nivel de expulsión permanente. Así que hay que preguntarse ¿qué lo haría?”.

El ex presidente fue suspendido de todas las plataformas controladas por Facebook tras los disturbios del 6 de enero, cuando los partidarios de Trump asaltaron el edificio del Capitolio en un intento de impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

La cuenta de Trump permanecerá suspendida hasta el 7 de enero de 2023. Facebook ha dicho que sólo recuperará su cuenta si el “riesgo para la seguridad pública ha remitido”.

El cofundador de la Coalición Democrática, Scott Dworkin, escribió que la prohibición “no es suficiente. Exigimos que sea permanente”.

Leer más: Donald Trump expulsado de Facebook al menos dos años

Jeremy Pelofsky tuiteó: “Así que, justo después del segundo aniversario de la insurrección - Facebook considerará darle una plataforma de nuevo para escupir odio e incitar a la violencia una vez más, a pesar de cinco personas muertas, cientos de heridos, problemas de salud mental para miles desde el 1/6/21. Entendido”.

Muchos usuarios de Twitter señalaron que si Trump recuperaba el control de su cuenta en enero de 2023, sería el momento perfecto para que la utilizara para influir en las primarias presidenciales republicanas de 2024.

Un titular de la cuenta escribió que la línea de tiempo era perfecta para devolver la cuenta “si el GOP gana el Congreso en 2022 y amenaza a Facebook con regulaciones”.

Un usuario de Twitter elogió la decisión, escribiendo: “No puedo creer que Facebook haya tomado una buena decisión. Supongo que el cambio es posible”.

El comentarista de la CNN Keith Boykin dijo que era “triste que alguien pueda incitar a un ataque en el Capitolio de los Estados Unidos y que Facebook tenga que ser quien le exija responsabilidades en lugar del Congreso de los Estados Unidos”.

El representante republicano de Arizona, Andy Biggs, arremetió contra Facebook, tuiteando: “Facebook prohíbe a Trump durante dos años, pero sigue permitiendo que el ayatolá tenga una cuenta a pesar de que pide la erradicación de los judíos, la destrucción de Israel y niega el Holocausto. Irreal”.

El compañero de Media Matters Matthew Gertz tuiteó que Facebook ha “creado una escotilla de escape: si los republicanos recuperan el Congreso y tienen martillos del comité en enero, la compañía puede ofrecer la cuenta de Trump restablecida como una ofrenda/tributo de paz”.

“¿Facebook sólo prohíbe a Trump durante 2 años? Sigue difundiendo sus mentiras sobre el fraude electoral, socavando la integridad de nuestras elecciones. Apestas, Facebook”, añadió un usuario de Twitter.

El periodista de la NBC News Ben Collins precisó en la MSNBC que Facebook es “una empresa privada que no quiere ser asociada en primer lugar con dictadores y autoritarios que la utilizan para fomentar la violencia por miedo al otro”.

Trump envió rápidamente un comunicado sobre la decisión. Incluyó la afirmación sin fundamento de que las elecciones de 2020 estaban amañadas.

Acusó: “El fallo de Facebook es un insulto a los 75 millones de personas, que han batido el récord, y a muchos otros que han votado por nosotros en las elecciones presidenciales amañadas de 2020. No debería permitirse que se salgan con la suya con esta censura y silenciamiento, y en última instancia, ganaremos. Nuestro país no puede soportar más este abuso”.