Más de 20 diplomáticos estadounidenses en Viena fueron afectados por el ‘síndrome de la Habana’

Los síntomas generalmente incluyen dolores de cabeza, tinnitus, problemas de equilibrio y memoria, mientras que los casos más graves pueden llegar al daño cerebral

Nathan Place
martes 20 julio 2021 14:21
<p>Una visualización de audio muestra el sonido que escucharon los diplomáticos estadounidenses en Cuba antes de enfermarse con el 'síndrome de La Habana'</p>

Una visualización de audio muestra el sonido que escucharon los diplomáticos estadounidenses en Cuba antes de enfermarse con el 'síndrome de La Habana'

Read in English

Aproximadamente dos docenas de estadounidenses en la embajada de Estados Unidos en Viena han enfermado con el misterioso "síndrome de La Habana", dicen funcionarios norteamericanos y austriacos.

"En coordinación con nuestros socios en todo el gobierno de Estados Unidos, estamos investigando enérgicamente los informes de posibles incidentes de salud inexplicables entre la comunidad de la Embajada de Estados Unidos en Viena o donde sea que se denuncien", dijo un portavoz del Departamento de Estado en un comunicado.

Como se informó por primera vez enThe New Yorker, más de 20 diplomáticos estadounidenses, oficiales de inteligencia y otros funcionarios en la capital austriaca han experimentado síntomas del síndrome, que generalmente incluyen dolores de cabeza, tinnitus y problemas de equilibrio y memoria. Los casos más graves han incluido daño cerebral permanente.

La enfermedad fue reportada por primera vez en 2016 por trabajadores de la embajada estadounidense en La Habana, Cuba. Desde entonces, más de 130 miembros del personal militar y del gobierno de EE. UU. han sido afectados, también en China, Siria, Rusia e inclusive dentro de los Estados Unidos, no lejos de la Casa Blanca.

El elevado número de casos reportados en Viena la convierte ahora en la segunda ciudad más afectada, después de La propia Habana. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Austria señaló que está trabajando con el gobierno de Estados Unidos para llegar al fondo de los incidentes.

“Nos tomamos estos informes muy en serio y, de acuerdo con nuestro papel como estado anfitrión, estamos trabajando con las autoridades estadounidenses en una solución conjunta”, declaró el Ministerio Federal de Asuntos Europeos e Internacionales del país. "La seguridad de los diplomáticos enviados a Austria y sus familias es de máxima prioridad para nosotros".

La causa del síndrome aún se desconoce oficialmente, pero los funcionarios estadounidenses sospechan que no se trata de una enfermedad de origen natural. Un informe encargado por el Departamento de Estado, que se filtró a The New York Times el año pasado, mencionó que la fuente más probable era "energía de radiofrecuencia pulsada dirigida".

Ese lenguaje implica que la energía se dirige deliberadamente a personas que utilizan algún tipo de dispositivo, aunque el informe fue vago sobre cómo o quién lo hizo. Los funcionarios públicos informados sobre el asunto han sido más directos.

Leer más: Rusia declara ilegal a medio de periodismo investigativo

"Hay un arma misteriosa de energía directa que se está utilizando", dijo la senadora Susan Collins a CNN después de una sesión informativa de funcionarios de la CIA en mayo. "Y está provocando, en algunos casos, una lesión cerebral traumática permanente".

Quién podría estar usando tal arma sigue siendo un misterio, aunque el ejército estadounidense tiene sus sospechas. Según Politico, el Pentágono ha dicho a los principales miembros del Congreso que cree que Rusia está detrás de los incidentes. Rusia ha negado cualquier responsabilidad.