Departamento de Justicia no presentará cargos de derechos civiles contra policía que disparó a Jacob Blake

Los funcionarios del Departamento de Justicia tomaron la decisión “porque la evidencia obtenida es insuficiente”

Alex Woodward
viernes 08 octubre 2021 22:28

Familia de Jacob Blake encuentra esperanza tras sentencia de Derek Chauvin

Read in English

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha cerrado su revisión del tiroteo policial contra Jacob Blake y no presentará cargos federales de derechos civiles contra el oficial del Departamento de Policía de Kenosha que le dio siete tiros en la espalda en agosto de 2020.

Los funcionarios del Departamento de Justicia tomaron la decisión “porque la evidencia obtenida es insuficiente para demostrar que el oficial [de Kenosha] usó fuerza excesiva deliberadamente” contra Blake, según un anuncio de la agencia este viernes.

“Después de una revisión cuidadosa y exhaustiva, un equipo de fiscales federales con experiencia determinó que existe evidencia insuficiente para probar más allá de una duda razonable que el... oficial violó intencionalmente los estatutos federales de derechos civiles penales”, informó la agencia.

El ataque a Blake, que es afroamericano, provocó levantamientos por la justicia racial en Kenosha, luego de un verano de protestas internacionales contra la violencia policial a raíz del asesinato de George Floyd.

A principios de este año, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Kenosha anunciaron que el oficial blanco que le disparó siete veces a Blake, Rusten Sheskey, no sería acusado de ningún delito.

El tiroteo, frente a los tres hijos de Blake fuera de su automóvil, se capturó en un video que se compartió ampliamente en redes sociales. Los funcionarios afirmaron más tarde que estaban respondiendo a una denuncia interna para realizar un arresto. El tiroteo lo dejó paralizado de la cintura para abajo.

Leer más: Tío de Jacob Blake es arrestado tras protestas por el regreso al trabajo de Rusten Sheskey

Kyle Rittenhouse, que entonces tenía 17 años, mató a tiros a dos personas y disparó a otra el 25 de agosto con un rifle tipo AR-15 durante los disturbios en Kenosha, mientras continuaban las protestas contra la violencia policial. El adolescente fue acusado de homicidio, intento de homicidio y por ser menor de edad en posesión de arma de fuego. Está previsto que el juicio comience el 1 de noviembre.