¡Hasta nunca 2020! Año de pandemia, pero sobre todo de resiliencia

COVID: Oklahoma busca devolver pastillas de hidroxicloroquina con valor de 2 millones de dólares

El estado compró la medicina después de que Donald Trump la promocionara como un tratamiento para el coronavirus

Via AP news wire
miércoles 27 enero 2021 18:17
Read in English

La oficina del fiscal general de Oklahoma está intentando devolver un medicamento contra la malaria por valor de 2 millones de dólares, que alguna vez fue promocionado por el expresidente Donald Trump como un tratamiento eficaz para el COVID-19, afirmó un portavoz el miércoles.

Alex Gerszewski, portavoz del fiscal general Mike Hunter, dijo que Hunter está intentando negociar la devolución de los 1.2 millones de pastillas de hidroxicloroquina que Oklahoma adquirió en abril de un proveedor con sede en California (FFF Enterprises). Mencionó que la oficina estaba actuando a pedido del Departamento de Salud del Estado de Oklahoma, que autorizó la compra.

Una portavoz de FFF Enterprises no respondió de inmediato un mensaje el miércoles en búsqueda de comentarios.

El intento de Oklahoma de devolver la hidroxicloroquina fue informado por primera vez por el portal de noticias en línea The Frontier.

El gobernador republicano Kevin Stitt defendió la compra el año pasado, diciendo que el fármaco mostraba cierta promesa como tratamiento a principios de marzo y que no quería perder la oportunidad de adquirirlo.

"Estaba siendo proactivo para tratar de proteger a los habitantes de Oklahoma", declaró Stitt en ese momento.

Desde entonces, se ha demostrado que la medicina tiene poco o ningún efecto en casos graves de COVID-19, y un exfuncionario de salud estatal atribuyó la compra de Oklahoma a algo que sucede en "la niebla de guerra".

Mientras que los gobiernos de al menos otros 20 estados obtuvieron más de 30 millones de dosis del medicamento a través de donaciones de la reserva federal o de empresas privadas, Oklahoma y Utah las compraron a empresas farmacéuticas privadas.

El entonces gobernador de Utah, Gary Herbert, un republicano, inicialmente defendió la compra del estado de 20,000 paquetes de hidroxicloroquina combinados con zinc, con valor de 800,000 dólares, pero luego canceló un plan adicional para gastar 8 millones de dólares adicionales para comprar otros 200,000 tratamientos. Luego, el estado logró asegurar un reembolso del contrato sin licitación por los 800,000 dólares que firmó con una compañía farmacéutica local que había estado promocionando los medicamentos.

Desde entonces, el director ejecutivo de la compañía farmacéutica se declaró culpable de un delito menor federal por etiquetar incorrectamente el medicamento importado de China. Dan Richards, el operador de Meds In Motion, reconoció haber recibido grandes cantidades del medicamento de un fabricante no registrado en China etiquetado incorrectamente como un suplemento herbal.

Su abogado ha dicho que estaba tratando de ayudar a obtener la mayor cantidad posible del producto porque en ese momento parecía un tratamiento prometedor para el coronavirus.

___

La reportera de Associated Press Lindsay Whitehurst contribuyó a este informe desde Salt Lake City.