Pastor pide a los fieles que no lleven cubrebocas: “No crean estas tonterías de la variante Delta”

“Servirán Frostys en el infierno antes de que cerremos este lugar tan solo porque nos lo ordena un gobierno alocado y poseído por el demonio”, afirma el pastor en un explosivo sermón

Gustaf Kilander
miércoles 28 julio 2021 15:19
Nashville pastor threatens to kick out churchgoers who wear masks
Read in English

El pastor de Nashville, Greg Locke, dijo el domingo a su congregación que echaría a cualquiera que se presentara en la iglesia con cubrebocas.

Al criticar el esfuerzo del partido demócrata y del gobierno por llegar a las comunidades conservadoras y evasivas a las vacunas, Locke siguió el camino que inició durante los primeros días de la pandemia de covid, que ha calificado de engaño en repetidas ocasiones.

El pastor, que se ha negado a seguir los mandatos de emergencia y las orientaciones de salud pública, dijo a sus feligreses de la iglesia bíblica Global Vision, al este de la capital de Tennessee, que si se presentaban con un cubrebocas, “les pediré que se vayan”, entre vítores y aplausos de su público.

Calificó a los demócratas de “impíos” y afirmó que el gobierno federal no quiere mejorar la salud pública, sino sólo la “conformidad” de los ciudadanos.

Afirmó que los demócratas “no dañaron lo suficiente la economía” durante el primer cierre y que ahora intentan conseguir un segundo.

“Servirán Frostys en el infierno antes de que cerremos este lugar tan solo porque nos lo ordena un gobierno alocado y poseído por el demonio”, externó.

“No se crean esta tontería de la variante Delta. ¡Deténganse! ¡Deténganse! Si pasan a la segunda ronda y ustedes empiezan a aparecer con todas esos cubrebocas y tonterías, les pediré que se vayan”, alertó Locke a la multitud que lo aclamaba. “Les pediré que se vayan. No voy a jugar a estos juegos demócratas en esta iglesia”.

“No necesito ser un idiota por Jesús, pero, no voy a doblegarme ante una cultura impía”, aseveró Locke. “Esto es lo que la izquierda nos ha dicho: si te conformas, te comprometes, si te conformas, eventualmente entrarás en nuestra gracia. Pero no, ¡nunca podrás cumplir lo suficiente!”.

Leer más: Psaki rechaza críticas sobre cambio de reglas de uso de cubrebocas: “Nuestro objetivo es salvar sus vidas”

Locke, uno de los principales partidarios del expresidente Donald Trump, dijo a sus feligreses que tal vez tengan que “agitar la olla” y discrepar y ofender a amigos y familiares para defender sus valores.

El pastor ha afirmado anteriormente que la vicepresidenta Kamala Harris es un “demonio jezebel” y que la administración Biden está a cargo de los “túneles de tráfico de niños” debajo de Washington, DC.

“No voy a jugar a sus juegos, cerrar la nación por segunda vez no dañó lo suficiente la economía. ¿Sabes lo que pasa cuando cierran los negocios privados? Abren los negocios del gobierno. Al gobierno no le duele ni un poco”, aseguró Locke, impulsando una vez más su falsa narrativa de que la pandemia es una toma de poder demócrata.

“Sí, soy estrecho de miras, no me importa lo que diga The View, lo que diga Oprah [Winfrey], lo que diga Whoopi [Goldberg], lo que diga [el pastor] Joel Osteen. Si quieres sana distancia, vete a la Primera Iglesia Bautista, ¡pero no vengas a ésta! Ya he dicho que he terminado con ella”, arremetió Locke durante su explosivo sermón dominical.

“Están hablando de cerrar esta nación para el segundo asalto, hablando de enmascarar a todo el mundo de nuevo, de cerrar las iglesias, oye, mi pata trasera si piensan que van a cerrar esta iglesia”, añadió.

Las tasas de infección están aumentando en Tennessee y las tasas de vacunación están disminuyendo. Alrededor del 44% de los residentes del estado han recibido al menos una dosis, según The Washington Post. Es uno de los estados con las tasas de vacunación más bajas. El estado informó recientemente de que el 98% de los fallecidos por covid y el 97% de los que han sido hospitalizados por el virus no estaban vacunados.

“Voy a ser un problema de cara al futuro”, aseguró Locke hacia el final de su sermón. “No voy a ceder ante este lío”.