Hospital cobra a mujer 700 dólares por esperar siete horas en urgencias y salir sin tratamiento

“Te cobran antes de que te vean. No por ser atendido”.

Sravasti Dasgupta
martes 02 noviembre 2021 15:59
Trasplantan con éxito el riñón de un cerdo a un cuerpo humano
Read in English

Una mujer de Georgia tuvo que pagar 688.35 dólares (504.4 libras) por esperar en la sala de urgencias de un hospital de la ciudad de Atlanta durante siete horas sin recibir algún tratamiento.

Taylor Davis había acudido al hospital Emory Decatur en julio para que le trataran una lesión en la cabeza, pero tuvo que volver a casa tras esperar siete horas sin recibir tratamiento.

“No me tomaron las constantes vitales, nadie me llamó por mi nombre. No me atendieron en absoluto”, comentó Davis al canal de noticias Fox 5 Atlanta.

La factura fue enviada a su casa por correo unas semanas después de su visita al hospital. Estaba convencida de que era un error y decidió llamar al hospital.

“Así que les llamé y ella [una empleada] me dijo que es el protocolo del hospital, incluso si acabas de entrar y no te atienden. Cuando introduces tu número social, eso es todo. Te van a cobrar a pesar de todo”, precisó Davis.

El hospital comentó que la factura era una tasa de visita a la sala de urgencias que se añade a la factura total del hospital y que normalmente no es tan perceptible como lo fue en el caso de Davis.

En una respuesta a un correo electrónico enviado por Davis posteriormente, el hospital dijo: “te cobran antes de que te vean. No por ser atendido”.

Emory Healthcare, en una declaración a Fox 5 Atlanta, señaló que estaba “investigando este asunto y hará un seguimiento directamente con la persona”.

Leer más: Pagan a hospitales privados miles de millones para tratar a sólo ocho pacientes de COVID al día en la pandemia

Davis indicó que la experiencia la ha dejado reacia a considerar las visitas al hospital en el futuro.

“Ahora soy muy reacia a ir al hospital. Ahora es como el último recurso. Ver que son capaces de facturar cosas al azar, no me hace querer ir. Así que eso no es bueno”, detalló.