Gobernadora de Oregon dice que la cantidad “absolutamente inaceptable” de muertes por la ola de calor puede ser “un presagio de lo que vendrá”

Se han registrado al menos 95 muertes luego de que las temperaturas alcanzaron los 116 ° F (46,6 ° C)

Andrew Buncombe
martes 06 julio 2021 13:57

El calor volverá con más fuerza.

Read in English

La gobernadora de Oregon ha dicho que es "absolutamente inaceptable" que casi 100 personas murieran en su estado en medio de un calor récord, y advirtió que era un “presagio de lo que vendrá”.

Al menos 95 personas perdieron la vida luego de que se registraran temperaturas en niveles jamás registrados, y Portland superó los 116 ° F (46,6 ° C) el lunes pasado, el tercer día consecutivo en el que se batieron récords.

La ciudad y el estado se encontraban entre muchos lugares en el noroeste del Pacífico de EE UU. y en el oeste de Canadá, que sufrían de una debilitante "cúpula de calor", que según los expertos se hizo más intensa como un cambio climático reciente.

En Lytton, 160 millas al noroeste de Vancouver, Columbia Británica, toda la comunidad fue evacuada cuando los incendios comenzaron y las temperaturas alcanzaron los 120 ° F (49,6 ° C).

Kate Brown, gobernadora de Oregon, dijo que ordenó una revisión de la forma en que las autoridades respondieron al calor que azotó en la región.

Agregó que estaba claro que, al igual que con la pandemia, las personas que más sufrieron en este tipo de emergencias fueron “las comunidades de color, nuestras familias de bajos ingresos”.

“Y tenemos que centrar las voces de los afroamericanos e indígenas en la vanguardia de nuestro trabajo mientras hacemos la preparación para emergencias”, dijo.

Lee más: Tres de cada 10 adultos de EE.UU. no han han recibido la vacuna covid

Ciudades como Portland y Seattle suelen tener el porcentaje más bajo de hogares con aire acondicionado.

Pero a medida que el clima se ha vuelto más seco y cálido, eso está cambiando, y las casas más nuevas a menudo están equipadas con tales sistemas.

Brown dijo el domingo que su equipo necesitaba concentrarse más en prepararse para tales emergencias y hacer saber a los más vulnerables que recursos como "centros de enfriamiento", donde las personas pueden sentarse y descansar lejos del calor, se han establecido en bibliotecas y edificios en el gobierno.

Dijo que había hablado con el presidente, que quería saber cómo el gobierno federal podría ayudar a estados como el suyo, especialmente con crisis de este tipo que probablemente sucedan con más frecuencia.

“Necesitamos recursos y necesitamos botas sobre el terreno”, dijo. “Por ejemplo, necesitamos recursos financieros para poder comprar equipos esenciales y críticos, como aviones, que nos ayuden a combatir el fuego. Necesitamos asegurarnos de tener las botas adecuadas en el suelo".

La gobernadora, que es demócrata, dijo que la crisis, durante la cual declaró el estado de emergencia, era un indicador hacia el futuro.

"Creo que la preocupación... es que esto es un presagio de lo que vendrá", dijo.

"Literalmente hemos tenido cuatro declaraciones de emergencia en este estado a nivel federal desde abril de 2020".