Tribunal de Mississippi confirma la cadena perpetua de hombre por posesión de cannabis

Allen Russell fue declarado culpable de poseer 30 gramos de marihuana en 2019

Louise Hall
viernes 14 mayo 2021 19:36
México podría legalizar la comercialización del cánnabis a partir de septiembre
Read in English

Un hombre en Mississippi continuará cumpliendo una sentencia de cadena perpetua que se le impuso por posesión de marihuana después de que la Corte de Apelaciones del estado confirmó el severo término.

El tribunal dictaminó el martes que Allen Russell, de 38 años, se haría cargo de la sentencia que se le imponía en el condado de Forrest porque sus condenas anteriores lo convertían en un reincidente.

Russell recibió cadena perpetua en 2019 después de que un jurado lo declarara culpable de poseer más de 30 gramos (1.05 onzas) de la droga.

El fallo de esta semana se produce cuando las entidades de los Estados Unidos están suavizando las leyes sobre el uso recreativo de la marihuana, a menudo con miras a aumentar la igualdad racial. Los negros tienen más de tres veces más probabilidades de ser arrestados por infracciones de marihuana que los blancos, según la Unión Estadounidense de Libertades Civiles .

Según la ley de Mississippi, la posesión de entre 30 y 250 gramos (1.05 y 8.8 onzas) de marihuana puede conllevar un castigo de hasta tres años de prisión, una multa de $ 3,000 o ambas.

La ley estatal también dicta que un acusado puede ser sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional después de haber cumplido al menos un año de prisión por dos delitos graves separados.

En 2004 Russell fue condenado por dos robos domiciliarios. En 2015, fue declarado culpable de posesión ilegal de un arma de fuego.

Después de ser sentenciado en 2004, Russell cumplió ocho años y medio. Tras ello, se declaró culpable de posesión de un arma como delincuente convicto en octubre de 2015 y cumplió dos años.

Apelando la decisión, Russell dijo que la sentencia era un "castigo cruel e inusual y es tremendamente desproporcionado".

Sin embargo, el tribunal de apelaciones votó en contra de la apelación por mayoría. Varios jueces disidentes se pronunciaron a favor de que los jueces pudieran considerar casos individuales y hacer excepciones.

“El propósito del sistema de justicia penal es castigar a quienes violan la ley, disuadirlos de cometer errores similares y darles la oportunidad de convertirse en miembros productivos de la sociedad”, escribió la jueza Latrice Westbrooks.

"El hecho de que a los jueces no se les dé habitualmente la capacidad de ejercer discreción al condenar a todos los infractores habituales está completamente en contradicción con este objetivo".

Reporte de Associated Press