Juegos Paralímpicos 2020: ¿Quién es la veterana de guerra que llevó la bandera de Estados Unidos?

Melissa Stockwell perdió su pierna izquierda en 2004 durante una misión en Irak

Graeme Massie
martes 24 agosto 2021 23:07

La paralímpica capitana de baloncesto que llegó de Kabul a Bilbao

Read in English

Una ex teniente del ejército de los Estados Unidos se convirtió en la primera mujer soldado en perder una parte de su cuerpo en la guerra de Irak y ahora abanderada en la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Melissa Stockwell, de 41 años, recibió un una medalla de Corazón Púrpura y una Estrella de Bronce por su servicio militar, y ahora tiene la mira puesta en darlo todo en Tokio.

Pero la triatleta llegó a Japón apenas dos meses después de un grave accidente de bicicleta, que la dejó con una serie de lesiones que incluyeron una pelvis magullada y dos vértebras fracturadas.

El accidente puso su entrenamiento en pausa durante varias semanas y se centró en la natación y la bicicleta, mientras trabajaba para volver a estar en forma.

Regresó a un régimen de entrenamiento normal a principios de agosto y ahora espera ser competitiva en Japón, donde fue elegida para ser abanderado de la delegación de Estados Unidos en la ceremonia de apertura, junto a la estrella del rugby en silla de ruedas Chuck Aoki.

Stockwell perdió su pierna izquierda en 2004, cuando su vehículo fue golpeado por una bomba

Stockwell, que tiene dos hijos, Dallas, seis años, y Millie, cuatro años, perdió su pierna izquierda en la primavera de 2004, cuando su vehículo Humvee fue golpeado por una bomba en la carretera.

A pesar de estar gravemente herida, Stockwell dice que nunca perdió la perspectiva mientras yacía en una cama de hospital rodeada de sus compañeros heridos.

“Miré a mi alrededor y vi que a otros soldados les faltaban ambas piernas, una pierna y un brazo, habían perdido la vista”, dijo a People.

Leer más: Los Paralímpicos comienzan con misma inquietud por el virus

“Pensé, 'hombre, tengo mucha suerte'. Tenía tres buenas extremidades. Yo tenía mi vida. Creo que la perspectiva lo es todo".

Stockwell, quien dice que le encantaría aparecer en Dancing with the Stars, espera ser un ejemplo positivo para las jóvenes que enfrentan dificultades.

“Siento que, como atletas de élite, tenemos esta plataforma para mostrar, especialmente los atletas paralímpicos, para mostrarle al mundo cuánta habilidad hay en las discapacidades dentro del deporte”, declaró.

Y agregó: “Pero para elevarlo más con la esperanza de que, tal vez haya una niña que acaba de perder la pierna y no sepa lo que puede hacer, y sus padres tal vez no estén seguros de cómo podría ser su vida.

Stockwell sufrió una lesión previo al inicio de los Juegos Paralímpicos pero continuó con sus entrenamientos

“¿Y si ven los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y encienden la televisión, y ven Dancing with the Stars y ven a un amputado en él?

"Les da esperanza, y eso es lo mejor de lo que hacemos, simplemente tratar de inspirar a la próxima generación y retribuir".

Lejos de competir, Stockwell y su esposo Brian Tolsma, quienes son protésicos capacitados, poseen un negocio de aparatos ortopédicos y prótesis en Colorado Springs, Colorado.