EE.UU. sanciona a agente ruso vinculado a campaña de Donald Trump

Los funcionarios del Tesoro alegan que Konstantin Kilimnik proporcionó “información sensible” de la campaña de Trump a los servicios de inteligencia rusos

Alex Woodward
jueves 15 abril 2021 19:04
Biden propone una cumbre a Putin para tratar la crisis en Ucrania durante una llamada telefónica
Read in English

Un agente de inteligencia ruso acusado de intentar socavar la integridad de las elecciones estadounidenses y sembrar desinformación fue una de las figuras vinculadas al Kremlin, que fueron blanco de las sanciones rusas anunciadas el jueves.

Las autoridades federales alegaron que Konstantin Kilimnik "proporcionó a los servicios de inteligencia rusos información confidencial sobre las encuestas y la estrategia de campaña" del expresidente Donald Trump en 2016.

Las acusaciones se relacionan con los hallazgos de la investigación de Robert Mueller y las investigaciones del Congreso que evaluaron que Kilimnik recibió información del ex gerente de campaña de Trump, Paul Manafort.

Tras una acusación formal en 2018, el FBI ha ofrecido una recompensa de hasta 250.000 dólares por información que conduzca a su arresto por cargos de "obstrucción de la justicia y participación en una conspiración para obstruir la justicia" relacionada con el trabajo de cabildeo no registrado como agente extranjero en los EE. UU..

Un informe reciente de funcionarios de inteligencia de EE. UU., también evaluó que figuras respaldadas por el Kremlin asociadas con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, "se reunieron y proporcionaron materiales" a funcionarios de Trump para llevar a cabo investigaciones formales sobre el entonces candidato Joe Biden. Contrataron a una empresa para presentar una petición a funcionarios de EE. UU., e “intentó tener contacto con varios altos funcionarios estadounidenses” y además, estableció figuras de los medios durante el período previo a las elecciones de 2020.

Los hombres "ayudaron a producir un documental que se emitió en una cadena de televisión estadounidense a finales de enero de 2020", según el informe.

Una red de actores de influencia en línea también buscó "afectar las percepciones del público estadounidense sobre los candidatos", al tiempo que socavaba la confianza pública en las elecciones e inflaba las tensiones sociales y políticas existentes en la nación, dice el informe.

Leer más: Trump afirma que ley fiscal de Nueva York no se aplica a él porque ya no es presidente

Según el informe, "los actores de influencia en línea de Rusia buscaron amplificar la desconfianza en el proceso electoral al denigrar la votación por correo, destacando supuestas irregularidades y acusando al Partido Demócrata de fraude electoral", afirmaciones que fueron fundamentales para la campaña y batalla legal de Trump antes y después de su derrota electoral, así como un aluvión de esfuerzos patrocinados por el Partido Republicano para restringir el acceso a las boletas.

Las investigaciones a raíz de las elecciones de 2016 encontraron que Manafort trató de pasar las encuestas internas y la información de la campaña a Kilimnik, pero el Comité de Inteligencia del Senado no pudo determinar qué hizo con eso, aunque el comité señaló hallazgos que sugirieron que podría haberlo hecho, así también, ha estado involucrado en intentos de filtrar correos electrónicos demócratas.

El anuncio de sanciones del Departamento del Tesoro el jueves también se hace eco de las acusaciones de que Kilimnik trató de promover una narrativa falsa de que fue Ucrania, no Rusia, quien respaldó los esfuerzos para interferir con las elecciones de 2016, y que él estaba involucrado en un plan para restituir al ex presidente de Ucrania, Viktor Yanukovych al poder.