Juez descarta afirmar que Trump y funcionarios violaron derechos de los activistas de BLM

El incidente de junio de 2020 vio a los manifestantes de BLM retroceder con gases lacrimógenos y bombas de humo

Graeme Massie@graemekmassie
miércoles 23 junio 2021 00:58
Donald Trump indulta a su exconsejero Steve Bannon
Read in English

Un juez federal desestimó una demanda donde se afirmaba que la administración Trump había violado los derechos civiles de los manifestantes retirados de una iglesia cerca de la Casa Blanca para que el expresidente pudiera realizar una sesión fotográfica.

Activistas y grupos de libertades civiles habían afirmado que Trump y otros funcionarios conspiraron para violar los derechos de la Primera Enmienda de los manifestantes que fueron removidos para que el entonces presidente pudiera posar para fotografías frente a la Iglesia Episcopal de San Juan.

El juez federal de distrito Dabney Friedrich, designado en 2017 por Trump, dictaminó que las acusaciones de conspiración eran "simplemente demasiado especulativas" y dictaminó que los acusados federales, incluido el entonces fiscal general William Barr, eran inmunes a la responsabilidad civil.

En su fallo de 51 páginas, el juez permitió que las reclamaciones contra el Departamento de Policía Metropolitana y el Departamento de Policía de Arlington, cuyos oficiales despejaron el parque, avanzaran.

El incidente de alto perfil de junio de 2020 vio a manifestantes de las fuerzas del orden público que regresaban de Lafayette Square usando gases lacrimógenos y bombas de humo.

Cuando se despejó a la multitud, Trump y un grupo de sus principales ayudantes, incluido Barr, caminaron hasta la histórica iglesia, que días antes había resultado dañada en un incendio.

La demanda fue presentada en nombre de Black Lives Matters DC y manifestantes individuales, por la ACLU de DC y otras organizaciones de derechos civiles.

Leer más: La visita de Donald Trump a Nueva York para la pelea de UFC costó a los contribuyentes $250 mil

El fallo fue criticado por sentar un "precedente extremadamente peligroso" por Arthur Ago, director del proyecto de justicia penal del Comité de Abogados por los Derechos Civiles Bajo la Ley.

"Siempre defenderemos los derechos de quienes se manifiestan pacíficamente por la justicia racial, y este fallo envía el mensaje equivocado para los esfuerzos de rendición de cuentas de la policía en un momento en el que más se necesita", dijo Ago en un comunicado.