Biden planea revertir las políticas anti-LGBT+ de Trump

El presidente electo espera revocar las reglas que permiten que los proveedores de atención médica discriminen por creencias religiosas

James Crump
martes 01 diciembre 2020 12:53

Bidens promete “mejores días” en mensaje de Acción de Gracias

Read in English

El presidente electo Joe Biden planea revertir varias de las políticas anti-LGBT+ de la administración Trump cuando asuma el cargo en enero.

Se espera que Biden, quien asumirá el cargo el 20 de enero, use órdenes ejecutivas para revertir varias políticas implementadas por la administración Trump, según Associated Press.

El presidente electo planea levantar la prohibición de la administración Trump de que las personas transgénero sirvan en el ejército y sus reglas de "libertad para discriminar", que permiten a los proveedores de atención médica discriminar por creencias religiosas.

Biden también restablecerá la orientación de la administración Obama, en la que se desempeñó como vicepresidente, lo que permitirá a los estudiantes transgénero acceder a las instalaciones de acuerdo con su identidad de género.

Los planes para agregar preguntas sobre sexualidad e identidad de género a las encuestas nacionales también se renovarán, luego de que fueron estancados por la administración Trump, según Pink News.

Según los informes, la administración de Biden también creará puestos de alto nivel de derechos LGBT+ en el Departamento de Estado y otras agencias federales.

Las medidas revocarían las políticas implementadas por la administración Trump que debilitaron las protecciones para las personas LGBT+, principalmente por motivos de libertad de religión.

En un documento de política, la campaña de Biden dijo que Trump y el vicepresidente Mike Pence "han odiado a las personas LGBTQ+ y han retirado protecciones críticas".

Nicolas Talbott, un hombre transgénero que emprendió acciones legales por la prohibición militar de la administración Trump, le dijo a la AP que agradecía los planes.

“Espero que se me permita volver a inscribirme en el ROTC para poder seguir entrenando, mantener mi condición física para servir y convertirme en el mejor oficial del ejército que pueda ser”, dijo Talbott.

La principal prioridad legislativa de Biden es la Ley de Igualdad, que fue aprobada por el Congreso el año pasado, pero que desde entonces se ha estancado en el Senado.

La ley extendería a los 50 estados las protecciones anti-sesgo que ya se otorgan a las personas LGBT+ en 21 estados. La legislación cubre sectores como los servicios públicos y los alojamientos públicos, según AP.

Biden ha dicho que quiere que la iniciativa se convierta en ley dentro de sus primeros 100 días a cargo, pero su administración enfrentará una batalla cuesta arriba para que sea aprobada en el Senado.

Incluso si los demócratas ganan las dos elecciones de segunda vuelta del Senado en Georgia en enero, aún necesitarán el apoyo de varios republicanos. La senadora de Maine Susan Collins es la única copatrocinadora republicana en el Senado en el momento de escribir este artículo.

Los críticos de la ley, incluido el congresista republicano de Utah Chris Stewart, han afirmado que la legislación es una amenaza federal a la libertad religiosa.

Sin embargo, Alphonso David, presidente de la Campaña de Derechos Humanos, desestimó el argumento y dijo a la AP que "las fuerzas contrarias a la igualdad están tratando de utilizar el marco de la libertad religiosa para despojar a los derechos individuales".

Hablando durante la campaña, Biden también se comprometió a hacer de los derechos LGBT+ parte de los esfuerzos de promoción internacional de su administración.

Dijo que su administración utilizará su "gama completa de herramientas diplomáticas" y "una vez más pondrá los derechos humanos en el centro del compromiso de Estados Unidos con el mundo".