¿Qué pasó con Isabella Kalua? Exigen respuestas tras la desaparición de una niña de 6 años

Miembros de la familia están perdiendo la esperanza de que la niña regrese con vida

Graig Graziosi
viernes 29 octubre 2021 12:57

La policía busca a una mujer desaparecida que fue vista por última vez el 6 de octubre

Read in English

La familia de una niña de seis años que desapareció en Hawai en septiembre está frustrada por la falta de avances en la búsqueda de la menor.

KHON 2 informó de que Isabella Kalua -también conocida como Ariel Sellers- desapareció el 12 de septiembre, justo un día después de que el mundo se obsesionara con la desaparición de Gabby Petito.

A diferencia de Petito, la desaparición de Isabella pasó relativamente desapercibida fuera de los medios de comunicación locales. No obstante, su familia ha estado buscando pistas sobre su paradero.

La niña fue vista por última vez por su familia adoptiva el 12 de septiembre, durmiendo en su habitación. La familia denunció su desaparición al día siguiente, alegando que había salido de casa en mitad de la noche.

Isabella ha estado en el sistema de acogida desde que era un bebé, pero sus familiares biológicos han intentado localizarla desde su desaparición, y se sienten cada vez más frustrados por la falta de avances.

“Todo el mundo quiere respuestas, ¿por qué?”. dijo la tía de Isabella, Lana Idao. “Así que, supongo que para presionar, ¿dónde está? ¿Tráiganla a casa?”

Alena Kaeo, otra de las tías de Isabella, comentó que la familia estaba siguiendo las pistas cuando las recibían, pero que están perdiendo la esperanza de que la niña sea encontrada con vida.

“No quiero pensar así, pero ha pasado mucho tiempo”, mencionó Kaeo. “Es difícil tener la esperanza de que aún pueda volver a casa con vida, pero rezamos para que así sea cada día”.

Leer más: ¿Podría el cuaderno de Brian Laundrie encontrado por el FBI explicar lo que le sucedió?

Muchos miembros de la comunidad han visto las afirmaciones de su familia adoptiva con escepticismo, ya que los trabajadores de los Servicios de Bienestar Infantil han investigado en dos ocasiones las graves lesiones que sufrió la niña mientras vivía con la familia. En 2019, Isabella sufrió la rotura de un dedo, que según la familia se produjo cuando se enganchó el dedo en una puerta. Un año después, la niña se rompió la pierna, lo que, según la familia, fue consecuencia de un accidente en una cama elástica.

En ambos casos, la familia adoptiva fue absuelta por el CWS de cualquier maltrato.

Sin embargo, en el incidente del dedo de la niña, la familia tardó tanto en informar como en buscar tratamiento para la lesión de Isabella, hecho que ha despertado las sospechas de otros padres adoptivos.

“No hay ninguna explicación razonable para que un padre, adoptivo o natural, retrase el tratamiento o la notificación de este tipo de lesión”, señaló Stephen Lane, un padre de acogida, a Hawaii News Now.

El 13 de septiembre, el día en que se denunció la desaparición de Isabella, los trabajadores de CWS sacaron a sus tres hermanos de la casa de los padres de acogida.

El padre adoptivo de Isabella, un hombre identificado por la policía como Isaac Kalua III, tiene condenas anteriores de hace 20 años. En aquel momento, fue condenado por tres cargos de amenaza terrorista y agresión, y fue sentenciado a cinco años de libertad condicional.

Lane indicó que ese hecho por sí solo debería haber descalificado a la familia para adoptar a Isabella y sus hermanos.

“Es una violación de las directrices de los padres de acogida del Departamento de Servicios Humanos”, precisó.

El departamento proporcionó a Hawaii News Now una declaración sobre la familia de acogida.

“El trabajo que realizan los Servicios de Bienestar Infantil con las familias tiene un impacto directo en las vidas, por lo que la información suele ser confidencial. Por lo general, para evitar o prevenir más traumas, y actuando en el mejor interés del niño, CWS no confirma ni niega la participación de una familia en los servicios, ni proporciona comentarios, especialmente cuando hay participación de las fuerzas de seguridad o de los tribunales”, detalló el comunicado.

“La seguridad y el bienestar de cada niño es nuestra máxima prioridad. CWS responde a todos los informes de abuso o negligencia infantil, y pedimos al público que colabore informando de lo que ve y lo que oye.”