Biden pide calma tras semana de violencia en Irlanda del Norte

"Estamos preocupados por la violencia en Irlanda del Norte, y nos unimos a los líderes británicos, irlandeses en sus llamados a la calma", dice la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki

Nathan Place
viernes 09 abril 2021 00:47
Estallido de violencia en Irlanda del Norte | Inquietud y condenas políticas
Read in English

La administración de Joe Biden ha pedido la paz en Irlanda del Norte, luego de una semana de disturbios.

"Estamos preocupados por la violencia en Irlanda del Norte, y nos unimos a los líderes británicos, irlandeses e irlandeses del norte en sus llamados a la calma", dijo el jueves la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una conferencia de prensa.

La declaración se produjo después de la semana más violenta que Belfast ha visto en años. Ahora ha habido seis noches consecutivas de disturbios. El miércoles, cientos de personas participaron en un motín que terminó con un autobús secuestrado e incendiado.

El primer ministro británico, Boris Johnson y el irlandés, Taoiseach Micheal Martin han pedido una reducción de las tensiones. El jueves, la Casa Blanca se les unió.

“Seguimos siendo firmes partidarios de una Irlanda del Norte segura y próspera en la que todas las comunidades tengan voz y disfruten de los logros de la paz que tanto ha costado ganar”, dijo Psaki.

Añadió que Estados Unidos sigue apoyando el Acuerdo del Viernes Santo de 1998, la tregua que puso fin en gran medida a décadas de violencia entre las facciones republicana y unionista de Irlanda.

Leer más: Irlanda del Norte paraliza controles en puertos por amenazas

Jen Psaki también expresó su apoyo al Acuerdo de Comercio y Cooperación UE-Reino Unido y al Protocolo de Irlanda del Norte, que describió como la protección de los logros del Acuerdo del Viernes Santo en el contexto del Brexit.

Esta no es la primera vez que Biden, que es irlandés-estadounidense, interviene en el proceso de paz de Irlanda del Norte. El año pasado, mientras Gran Bretaña lidiaba con la maraña de las negociaciones del Brexit, el candidato presidencial demócrata tuiteó una advertencia a Johnson.

"No podemos permitir que el Acuerdo del Viernes Santo que trajo la paz a Irlanda del Norte se convierta en una víctima del Brexit", dijo entonces Biden. “Cualquier acuerdo comercial entre EE. UU. y el Reino Unido debe depender del respeto del Acuerdo y de evitar el regreso de una frontera firme".

El jueves, el primer ministro de Irlanda también pidió la paz.

"Condeno la violencia y los ataques a la policía que hemos presenciado durante los últimos días en el norte", dijo Martin. "La única forma de avanzar es abordar los problemas de interés por medios pacíficos y democráticos".