La pandemia del COVID-19 en números

Gorilas en peligro de extinción dan positivo por coronavirus en el Zoológico de San Diego

Los gorilas comenzaron a experimentar síntomas de la enfermedad el pasado 6 de enero, sin embargo, se encuentran en buen estado

Graig Graziosi
martes 12 enero 2021 00:27
Read in English

Un grupo de gorilas en el zoológico de San Diego se ha convertido en la primera en el mundo en dar positivo por coronavirus.

El miércoles 6 de enero, dos gorilas comenzaron a toser, lo que llevó al personal del zoológico a analizar la materia fecal en busca del virus.

El 8 de enero, se descubrió que los gorilas se habían infectado con el coronavirus.

El Laboratorio de Servicios Veterinarios del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos confirmó el resultado positivo el 11 de enero.

Lisa Peterson, directora ejecutiva del zoológico de San Diego, dijo a The Associated Press que a los gorilas “les estaba yendo bien, considerando todo”.

"Esta es la vida silvestre, y ellos tienen su propia capacidad de recuperación y pueden curarse de manera diferente a nosotros", declaró Peterson. "Aparte de un poco de congestión y tos, los gorilas están bien".

Señaló que la principal preocupación del parque era mantener a los gorilas "sanos y prósperos".

Esta es la primera transmisión conocida del virus a los gorilas, aunque otros animales salvajes se han infectado con el COVID-19.

Los gatos, perros, visones, tigres y otros animales también se han infectado con el virus.

Los gorilas del zoológico de San Diego son gorilas de las tierras bajas occidentales, que están en peligro de extinción.

Las granjas de visones, particularmente lqas de Dinamarca, han sido devastadas por el coronavirus.

Estados Unidos, los Países Bajos, Francia, España, Italia, Suecia, Canadá, Grecia y Lituania han informado visones con infecciones por coronavirus, según la Organización Mundial de Sanidad Animal.

A diferencia de otros animales que se han infectado con el virus, los visones son las únicas criaturas confirmadas, además de los humanos, que pueden enfermarse gravemente y morir como resultado de la enfermedad.

En Dinamarca, la cría de visones ha sido prohibida para 2021 por temor a que el animal pueda transmitir el COVID a los humanos.