Ghislaine Maxwell: con ojo morado en su primera foto dentro de la cárcel

Los abogados creen que el ojo morado puede deberse a que Maxwell protege su cara de la linterna en los controles de bienestar

Oliver O'Connell
viernes 30 abril 2021 00:00
Ghislaine Maxwell, asociada de Epstein, es acusada de tráfico sexual de una niña de 14 años
Read in English

La primera foto de Ghislaine Maxwell en la cárcel ha sido publicada en documentos judiciales, muestra a la socialité británica deshonrada con un ojo morado inexplicable.

Maxwell está bajo custodia antes de su juicio por cargos relacionados con el tráfico sexual de niñas menores de edad para el delincuente sexual ahora fallecido Jeffrey Epstein.

Una presentación judicial presentada el jueves por la tarde por su abogado Bobbi Sternheim incluyó la foto.

Varias solicitudes de libertad bajo fianza por parte del equipo legal de la acusada han sido rechazadas por un panel de jueces.

Argumentaron que su cliente está siendo privado de sueño mediante controles de bienestar cada 15 minutos por parte de los oficiales penitenciarios.

Sternheim dijo que su clienta no sabía cómo le salió el ojo morado, pero especuló que el hematoma pudo haber sido causado por Maxwell protegiéndose los ojos durante los controles nocturnos cuando se usa una linterna para ver si todavía respira.

Los oficiales del Centro de Detención Metropolitano, donde está encarcelada la interrogaron sobre el ojo morado.

Su abogada señala que Ghislaine Maxwell se ha vuelto "cada vez más reacio a dar información a los guardias por temor a represalias, disciplina y tareas punitivas".

Leer más: Los abogados de Ghislaine Maxwell revelan más de 2,000 fotos ‘altamente confidenciales’ en pruebas en su contra

Según los documentos judiciales, no tiene espejo y solo vio el hematoma en un reflejo en un cortaúñas.

Sus abogados argumentan que no necesita los controles de bienestar cada 15 minutos ya que no hay evidencia de que sea suicida.

Maxwell ha estado detenida en el centro de detención de Brooklyn desde julio del año pasado por múltiples cargos relacionados con su relación a largo plazo con su exnovio Epstein, quien se suicidó en 2019 mientras esperaba el juicio por sus delitos.

“No hay evidencia de que sea suicida. ¿Por qué la Oficina de Prisiones está haciendo esto? Lo están haciendo porque Jeffrey Epstein murió bajo su mando. Y nuevamente, ella no es Jeffrey Epstein, esto no está bien”, dijo David Markus, otro de sus abogados a principios de semana.

Maxwell niega todos los cargos en su contra.