Gabby Petito: policía dice que los llamaron por un incidente dos semanas antes de desaparición de la YouTuber

Los oficiales han compartido pocos detalles, aunque confirmaron que no fue la pareja quien los llamó

Sam Hancock
jueves 16 septiembre 2021 17:17

Los padres de la mujer desaparecida hacen una emotiva petición para que vuelva su hija.

La policía de Utah ha revelado que los agentes fueron llamados a un “incidente” en el que estaban implicados Gabby Petito y su novio apenas dos semanas antes de que se la viera por última vez o se supiera de ella.

La familia denunció la desaparición de Petito el 11 de septiembre, y una página de GoFundMe creada por un amigo de la familia confirmó que Petito les dijo en una llamada telefónica que había ido a “Grand Teton, Wyoming, el 25 de agosto [y que] se dirigía al Parque Nacional de Yellowstone [a continuación]”.

Sin embargo, los informes sugieren que Petito, de 22 años y originaria de Long Island (Nueva York), no ha sido vista por nadie desde que abandonó un hotel de Salt Lake City el 24 de agosto con su pareja de más de dos años, Brian Laundrie.

La pareja había estado viajando en una furgoneta Ford Transit a diferentes parques nacionales durante el verano, cuando su familia dice haber perdido el contacto con ella.

El jefe de la policía de Moab, Bret Edge, ha declarado a Fox News: “nuestros oficiales respondieron a un incidente que involucraba a Brian Laundrie y Gabrielle Petito el 12 de agosto de 2021, sin embargo ni Brian ni Gabrielle eran la parte informante”.

Continuó: “los oficiales llevaron a cabo una investigación y determinaron que no existían pruebas suficientes para justificar cargos criminales”.

No quedó claro de inmediato en qué consistió el incidente ni por qué se llamó a la policía.

La pareja documentó su viaje a través del país en Instagram y en el canal de YouTube de Petito. El 12 de agosto, cuando la policía de Moab dice haber respondido a la denuncia, Petito había publicado fotos tomadas en el Parque Nacional Arches, justo al norte de la ciudad de Utah.

Leer más: Desaparece una mujer que documentaba en YouTube un viaje por carretera a través del país

A partir de ahí, mantuvo un contacto regular con su madre, Nichole Schmidt, hasta la última semana de agosto.

Schmidt denunció entonces la desaparición de su hija el 11 de septiembre, unas dos semanas después de que, según ella, hablaran por teléfono por última vez. Afirma que la policía la ignoró en un principio, pero al día siguiente se le permitió presentar una denuncia en el departamento de policía del condado de Suffolk.

El novio, Laundrie, ha regresado desde entonces a su casa de North Port (Florida) en la furgoneta que compartía con Petitio, ha contratado un abogado y, según la familia de su novia, se ha negado a explicar dónde la vio por última vez.

Aunque no se le ha acusado de ningún delito ni se le acusa de haber participado en la desaparición de su novia, la policía de North Port dijo el martes a la Fox que está dispuesta a hablar con Laundrie sobre el caso.

“Creo que cualquiera asumiría que la posible última persona que estuvo cerca de ella es una persona de interés con la que hay que querer hablar”, dijo un portavoz a la emisora. “Sin embargo, no hay ningún delito en este momento”.

La policía incautó de la furgoneta de la pareja el lunes como parte de su investigación, en la que participan las fuerzas del orden de varios estados y el FBI, este último comenzó a examinar forzosamente el vehículo el martes, según informó la policía de North Port a Fox.

Mientras tanto, la búsqueda de Petitio sigue en marcha en Wyoming, y Schmidt afirma que la familia ha “rogado” a Laundrie que coopere.

En una entrevista con el Daily Mail, mencionó que no podía entender “por qué ni Brian ni sus padres se han puesto en contacto” con ella tras la desaparición de su hija.

“Es una situación muy misteriosa. No entendemos por qué está haciendo esto”, dijo Schmidt al periódico. “Todo el mundo está asumiendo lo peor y pensando que es culpable de esto. Pero yo no quiero creer eso. Quiero creer que sólo necesita ayuda ahí fuera y que todo el mundo tiene que seguir buscando”.

Y añadió: “si se preocuparan por ella, querrían encontrarla”.