Oficial de Utah dice que está “j****o” por haber dejado ir Brian Laundrie antes de que matara a Gabby Petito

Un informe de investigación independiente descubrió que los oficiales de policía de Moab cometieron varios errores cuando detuvieron a Petito y Laundrie en agosto

Andrew Buncombe,Megan Sheets
viernes 14 enero 2022 00:48
Moab police release new video of Gabby Petito talking about violent fight with Brian Laundrie
Read in English

Un oficial de policía de Utah que detuvo a Gabby Petito y Brian Laundrie para investigar informes de un incidente de violencia doméstica semanas antes de que la encontraran asesinada dijo que se siente “j****o y desesperado porque la mataron”.

El oficial Eric Pratt del Departamento de Policía de Moab hizo la discordante declaración en un informe de una investigación independiente que descubrió que los oficiales que llevaron a cabo la parada de tránsito cometieron varios errores en el manejo del incidente.

Las autoridades anunciaron en septiembre pasado que iniciarían una investigación sobre las acciones de sus oficiales que se encontraron con Petito y Laundrie el 12 de agosto en medio de lo que parecía ser una discusión o pelea, durante su viaje en furgoneta a través de varios de los parques nacionales del país.

En ese momento, los oficiales que hablaron con la pareja no buscaron arrestarlos, ni siquiera interrogaron a Laundrie a profundidad, y sugirieron que Petito había sido la agresora. Más tarde, se supo que los despachadores de la policía recibieron una llamada al 911 de un testigo que alegó que podía ver a Laundrie mientras “abofeteaba” a la joven.

Luego, la policía publicó imágenes de una de las cámaras corporales que mostraban a Petito diciéndoles a los oficiales que su novio la había golpeado, pero que ella “lo había golpeado a él primero”.

Petito fue vista por última vez dos semanas después, el 24 de agosto, y su cuerpo fue encontrado en el Parque Nacional Grand Teton en Wyoming el 19 de septiembre. Laundrie, quien fue nombrado persona de interés en la muerte de su prometida cuando se dio a la fuga en Florida después de que se reportara su desaparición, fue encontrado muerto por suicidio el mes siguiente. Nunca fue acusado de forma oficial en relación con su asesinato.

El informe de investigación, publicado el miércoles, incluyó una entrevista con el oficial Pratt, quien expresó su pesar por no haber evitado la muerte de Petito.

“Estoy “j****o y desesperado porque la mataron. De verdad lo estoy”, dijo. “Habría hecho cualquier cosa para detenerlo de haber sabido lo que se avecinaba”.

“Si yo hubiera sabido que [Laundrie] la iba a asesinar, me hubiera tomado vacaciones para seguirlos, porque me importa la gente, al punto donde él la iba a asesinar… y yo hubiera intervenido y, ¡hubiera llevado a cabo un arresto ciudadano en Wyoming! Habría usado todo mi tiempo. Hubiera dejado a mi familia para ir a hacer eso”.

El informe, escrito por el capitán Brandon Ratcliffe del Departamento de Policía de Price City, ubicado a 120 millas al noroeste de Moab, no culpó al oficial Pratt ni al oficial Daniel Robbins, y dijo que “ambos creían en ese momento que tomaban la decisión correcta con base en la totalidad de las circunstancias que se les presentaron”.

Sin embargo, Ratcliffe sugirió que la parada de tráfico debería haber terminado con el arresto de Petito porque ella admitió haber golpeado a Laundrie. “Según la información proporcionada, en este incidente específico, Brian sería la víctima y Gabby sería la sospechosa”, escribió.

“No me parece que hicieran cumplir la ley. Respondieron a un incidente confirmado de violencia doméstica y tenían pruebas que demostraban que se había producido una agresión. Las declaraciones de todos los involucrados, junto con la prueba presentada, proporcionaron causa probable para un arresto”.

El informe recomendó que ambos oficiales fueran puestos en un periodo de prueba y que todo el departamento recibiera capacitación adicional en investigación de violencia doméstica para “garantizar que los oficiales comprendan las leyes y estatutos estatales”.

La policía de Utah habla con Brian Landrie después de parar la furgoneta en la que viajaba con su novia, Gabrielle “Gabby” Petito

“El informe de la investigación de la agencia independiente descubrió que los oficiales que respondieron al incidente cometieron varios errores no intencionados que se derivaron del hecho de que los oficiales no multaron a Petito por violencia doméstica”, dijo la ciudad de Moab en un comunicado después de la publicación del informe.

La portavoz de la ciudad de Moab, Lisa Church, dijo a KUTV que la fuerza policial tenía la intención de implementar las recomendaciones del informe, pero no comentó si los dos policías habían sido puestos en un periodo probatorio.

Las autoridades iniciaron la investigación luego de que la policía fuera criticada por no registrar el incidente como uno de violencia doméstica, algo que estaban obligados a hacer por ley. Y en su lugar, registraron el incidente como una “ruptura de salud mental” experimentada por la joven y les aconsejaron que pasaran la noche separados.

Los funcionarios dijeron que habían recibido críticas y elogios por “su respuesta y su resolución del incidente que involucró a Petito y a Laundrie”, el 12 de agosto.

“El Departamento de Policía de la ciudad de Moab tiene estándares claros para la conducta de los oficiales durante una posible disputa doméstica y nuestros oficiales están capacitados para seguir esos estándares y protocolos”, declaró la ciudad.

“En este momento, la Ciudad de Moab no tiene conocimiento de ningún incumplimiento de la política del Departamento de Policía durante este incidente. Sin embargo, la Ciudad llevará a cabo una investigación formal y, en función de los resultados, tomará las medidas futuras que sean apropiadas”.

Poco después, el jefe de policía de la ciudad tomó licencia para ausentarse.

En su informe, Ratcliffe escribió: “Hay muchos ‘qué hubiera pasado si’ que se han presentado como parte de esta investigación, de los cuales el principal es: ¿Gabby estaría viva hoy si este caso se hubiera manejado de manera diferente? Esa es una pregunta imposible de responder a pesar de que es la respuesta que muchas personas quieren saber”, escribe.

“Nadie sabe y nadie sabrá nunca la respuesta a esa pregunta. Mi trabajo es proporcionar información sobre los detalles de esta investigación y si se manejó de manera adecuada”.

Agregó: “Después de revisar toda la información y hablar con los oficiales, estoy seguro y cómodo al afirmar que los errores que se cometieron no se cometieron de manera intencionada. Los oficiales no sabían que lo que hacían estaba mal en ese momento”.

Dijo que si bien puede haber parecido que la joven fue la agresora durante el incidente, eso no significaba que ella fuera “la agresora predominante a largo plazo” en esta relación.

“A menudo, en casos de violencia doméstica, la víctima a largo plazo llega a un punto emocional en el que se defiende o actúa de tal manera que se convoca a la policía”, escribió.

“Es muy probable que Gabby haya sido víctima de violencia doméstica durante mucho tiempo, ya sea física, mental o emocional. Gabby tenía un trabajo que dejó para viajar por el país con Brian. Gabby trataba de iniciar una carrera en línea que Brian no apoyaba ni creía que pudiera lograr. Brian trató de dejar a Gabby afuera de la camioneta en un intento por controlar sus movimientos”.

Gabby Petito y Brian Laundrie

El incidente en Utah tuvo lugar pocas semanas antes de que la madre de la joven, Nicole Schmidt, denunciara la desaparición de su hija de 22 años. Su cuerpo fue encontrado el 19 de septiembre en el campamento de Spread Creek en el Bosque Nacional Bridger-Teton en Wyoming.

El forense del condado de Teton, el Dr. Brent Blue, dictaminó que su muerte fue un homicidio, y semanas después de eso, se anunció que había sido estrangulada con las manos hasta la muerte.

La policía, que nombró a Laundrie como una persona de interés, pero nunca presentó cargos, pasó semanas en localizarlo. Al final, sus restos fueron hallados en octubre en la Reserva Carlton, cerca de la casa de la pareja en North Port, Florida.

El incidente en Utah fue reportado por un testigo que llamó al 911.

“Pasamos y el caballero abofeteó a la chica”, dijo la persona que llamó, según el audio del 911 de la Oficina del Alguacil del Condado de Grand. “Entonces paramos. Corrieron arriba y abajo por toda la acera. Él procedió a golpearla, se subió al auto y se fueron”.

Cuando más tarde se transmitió el vídeo de la cámara corporal de la policía de su hija, Schmidt dijo a 60 Minutes Australia que quería “saltar a través de la pantalla y rescatarla”.

Ella agregó: “Vi a una niña que necesitaba que alguien la abrazara y la mantuviera a salvo. Me sentí tan mal por ella. Desearía que se hubiera acercado a mí”.

Gary Rider, miembro de la junta de la Fundación Gabby Petito, le dijo a The Independent el miércoles que la familia había recibido una copia avanzada del informe de 100 páginas, pero no hizo comentarios inmediatos sobre sus hallazgos.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in