Humo de incendios forestales relacionado con 19 mil casos adicionales de COVID al oeste de EE.UU.

“Es una combinación horrible: juntos, los incendios forestales y COVID nos enferman aún más”

Gustaf Kilander
lunes 16 agosto 2021 15:37
Incendios forestales en Estados Unidos
Read in English

El humo de los incendios forestales está relacionado con al menos 19 mil casos adicionales de covid en la Costa Oeste, y con 700 muertes posteriores, según ha revelado un estudio.

El trabajo, publicado el viernes en la revista Science Advances, explora cómo la temporada de incendios forestales sin precedentes del año pasado empeoró los impactos de la pandemia.

La investigación rastrea el aumento de las infecciones durante las épocas de mucho humo en 50 condados de la costa oeste: California, Oregón y Washington.

Los mayores aumentos de las infecciones relacionadas con el humo de los incendios forestales se registraron en las estribaciones de Sierra Nevada y en el Valle Central de California. La zona de la bahía también experimentó picos.

De marzo a diciembre de 2020, mil 754 casos se relacionaron con el humo de los incendios forestales en el condado de Sonoma, al norte de San Francisco, lo que representa el 13.1% del total de casos en el estado.

El condado con la mayor proporción de casos relacionados con el humo de los incendios forestales fue el de Butte, con un 17.3%.

Más de la mitad de las 22 muertes por covid en el condado de Calaveras estaban asociadas al humo. En Fresno se produjeron 131 muertes por infecciones de covid relacionadas con el humo, y en Alameda hubo 110 personas.

Estas zonas lucharon contra incendios forestales masivos en 2020, exacerbados por la crisis climática.

Leer más: Aviones ya no pueden volar sobre la columna de humo de Dixie Fire mientras asciende a 22 mil pies

Los autores del estudio afirman que la correlación entre el humo y el covid no es una coincidencia. Desde el inicio de la pandemia, varios estudios han descubierto que la exposición al humo de los incendios forestales aumenta la susceptibilidad al covid.

Algunos científicos también creen que es posible que las partículas de humo sean portadoras del virus.

La temporada de incendios de 2021 se perfila como otro periodo desastroso para los estados del oeste, mientras la variante Delta, altamente transmisible, sigue arrasando en algunas partes de Estados Unidos.

“Es una combinación horrible”, dijo la investigadora Francesca Dominici al San Francisco Chronicle. “Juntos, los incendios forestales y covid nos hacen enfermar aún más”.

Los investigadores compararon los datos de covid de 92 condados durante los periodos de cielos despejados, comparados cuando el humo de los incendios forestales impregnaba el aire.

Se comprobó que las zonas más cercanas a los incendios forestales del año pasado eran las que presentaban una mayor relación entre el humo y el covid.

El condado de Mendocino sufrió en agosto, el mayor incendio forestal de la historia del estado. Un 14.6% de los casos de covid en el condado estaban relacionados con el humo de los incendios forestales.

El condado de Sacramento tuvo el mayor número de casos de covid relacionados con el humo, con 4 mil 639.

Según los investigadores, los factores que hacían que las zonas tuvieran más probabilidades de presentar un elevado número de casos de covid también las hacían vulnerables al humo de los incendios forestales. Entre ellos, la composición demográfica del condado, el número de residentes con enfermedades preexistentes y el acceso a la atención sanitaria.

El estudio señaló que en varios condados, como San Francisco, las precauciones que la gente tomaba contra el covid -como quedarse en casa, comprar filtros de aire y usar mascarillas al aire libre- también la protegían contra los incendios forestales.

Durante la temporada de incendios forestales de 2020 en California, ardieron 4.1 millones de acres.

"Este estudio es sólo un conjunto más de evidencia de que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para reducir el riesgo de incendios forestales catastróficos", comentó al Chronicle el profesor de medicina de la Universidad de California, John Balmes.