Biden vincula al 19 de junio con los derechos de voto mientras firma un nuevo feriado federal como ley

La conmemoración más antigua de la nación de la emancipación afroamericana se agregó oficialmente a la lista de días festivos de EE. UU.

Alex Woodward
jueves 17 junio 2021 23:39

Junio 19 fue celebrado por primera vez por afroamericanos anteriormente esclavizados en Texas, el 19 de junio de 1866, y se extendió por los EE. UU. en celebraciones anuales

Read in English

El presidente Joe Biden ha promulgado un proyecto de ley que crea el mes de junio, la conmemoración anual del fin de la esclavitud más antigua del país, como fiesta nacional.

Tras la rápida aprobación de la propuesta en el Congreso, luego de una votación unánime en el Senado el martes y un debate y aprobación con un apoyo bipartidista abrumador en la Cámara de Representantes el miércoles, el presidente firmó la medida como ley el jueves, dos días antes de las celebraciones del 16 de junio de 2021.

A partir de esta semana, los trabajadores federales recibirán como feriado pagado el 19 de junio o, si cae en fin de semana, el viernes o lunes más cercano.

En declaraciones de la Casa Blanca antes de la firma de un proyecto de ley, el presidente dijo que "se unirá a los demás de nuestras celebraciones nacionales" por "nuestra independencia, nuestros trabajadores que construyeron esta nación, nuestros miembros del servicio", pero subrayó el deber urgente y continuo de la nación para estar a la altura de su promesa de igualdad.

Señaló los esfuerzos de su administración para combatir y enjuiciar la discriminación, promover la equidad en la atención médica, la educación, y proteger el derecho al voto contra “un asalto que ofende nuestra propia democracia” de la legislación partidista que socava el acceso a las boletas en todo Estados Unidos.

“Vemos este asalto de leyes restrictivas, amenazas de intimidación, purgas de votantes y más”, dijo. “No podemos descansar hasta que se cumpla la promesa de igualdad para cada uno de nosotros en cada rincón de esta nación. Ese, para mí, es el significado del diecinueve de junio".

Junio 19 fue celebrado por primera vez por afroamericanos anteriormente esclavizados en Texas, el 19 de junio de 1866, y se extendió por los EE. UU. en celebraciones anuales, memoriales, conciertos y otros eventos entre las comunidades negras.

Leer más: Racismo en el ejército de EE.UU. no existía antes de que Biden asumiera el poder, afirma senador republicano

El 19 de junio de 1865, aproximadamente 2,000 soldados del Ejército de la Unión aterrizaron en Galveston, Texas, con la noticia de que las personas esclavizadas ahora eran libres.

Sin embargo, aunque el anuncio llegó más de dos años después de la Proclamación de Emancipación de Abraham Lincoln, que marcó el fin de la esclavitud en los EE. UU., no puso fin a la esclavitud de todas las personas en la nación en ese momento.

La Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que abolió formalmente la esclavitud en los Estados Unidos, no fue aprobada por el Congreso hasta el 31 de enero de 1865. Fue ratificada más tarde ese año. Mientras tanto, los esclavistas en Texas suprimieron la noticia de la libertad a las personas a las que esclavizaban, manteniéndolas en cautiverio.

El fin formal de la esclavitud marcó el comienzo de una década de Reconstrucción, que buscaba la emancipación continua de los afroamericanos y la inclusión de los estados secesionistas en los EE. UU. en medio del terror paramilitar supremacista blanco y una economía de posguerra devastada como consecuencia de la Guerra Civil.

Aunque la Decimotercera Enmienda prohibió la esclavitud de los estadounidenses, eximió la esclavitud de los condenados por un delito. Los llamados "códigos negros" en los estados sureños económicamente devastados imponían duras penas a los negros recién liberados por delitos como holgazanear o romper el toque de queda, lo que garantizaba que permanecerían encadenados durante las próximas décadas.

La práctica de "alquilar condenados" a los presos para que trabajen en la construcción de ferrocarriles y minas, entre otros proyectos de construcción privados, se convirtió en "esclavitud con otro nombre" que se repite en el encarcelamiento masivo de hoy que impacta desproporcionadamente a los afroamericanos, mientras que la segregación, la supresión de votantes y el sistema, así como la marea de racismo que siguió a la violencia de la era de Jim Crow ha perdurado.

"Así que mientras conmemoramos la historia del 19 de junio... Debemos aprender de nuestra historia y debemos enseñar a nuestros hijos nuestra historia, porque es parte de nuestra historia como nación", dijo la vicepresidenta Harris, en alusión a la derecha contemporánea.

“Estamos reunidos aquí en una casa construida por personas esclavizadas”, agregó. "A pasos de donde Abraham Lincoln firmó la Proclamación de Emancipación".

Opal Lee, un activista de 94 años de Fort Worth, Texas, que ha hecho campaña por el reconocimiento federal de la festividad con una caminata anual a Washington D. C., estuvo presente en la Casa Blanca para la firma del proyecto de ley.

Su casa fue incendiada por una turba blanca el 19 de junio de 1939.

Biden dijo que el 19 de junio marca tanto "la larga y dura noche" de la esclavitud como una promesa de libertad.

"Las grandes naciones no ignoran sus momentos más dolorosos", dijo, haciéndose eco de sus comentarios del centenario de la masacre racial de Tulsa. “Los abrazan. Las grandes naciones no se alejan. Llegan a un acuerdo con los errores que hemos cometido y, recordando esos momentos, comenzamos a sanar".

Llamó a la creación de la festividad, ahora la undécima de la nación, "uno de los mayores honores que tendré como presidente" y esperaba que las celebraciones de 2021 estén entre las primeras "que nuestra nación celebre juntos".

Joyce Beatty, presidenta del Caucus Negro del Congreso, calificó la aprobación de la Ley del Día de la Independencia Nacional del Decimosexto como "un paso importante y muy retrasado para conmemorar el final de uno de los períodos más dolorosos de la historia de nuestra nación".

“Si bien celebraremos este hito, no olvidemos cuánto más debemos llegar”, agregó. "Los derechos de voto, la brecha de riqueza racial, la justicia en la policía y muchos más problemas quedan por superar".