Equipo de salud de Biden refleja que estrategia contra pandemia se basará en la ciencia

El equipo de atención médica elegido por el presidente electo Joe Biden apunta a una gestión federal más sólida de la estrategia nacional contra COVID-19

Via AP news wire
martes 08 diciembre 2020 13:11
<p>Xavier Becerra, Secretario de Salud de Biden</p>

Xavier Becerra, Secretario de Salud de Biden

Read in English

Las elecciones del presidente electo Joe Biden para conformar su equipo de atención médica apuntan a un papel federal más fuerte en la restauración de la estrategia COVID-19 de la nación con un énfasis orientado en la ciencia y en la distribución equitativa de vacunas y tratamientos.

Con el anuncio del lunes del fiscal general de California, Xavier Becerra, como su secretario de salud y media docena de otros nombramientos clave, Biden pretende dejar atrás los dramas de personalidad que a veces florecieron bajo la presidencia de Donald Trump. Espera devolver la respuesta federal a un enfoque más metódico, buscando resultados aplicando el conocimiento científico en lo que él dice será de una manera transparente y disciplinada.

"Todavía vamos a tener una asociación federal, estatal y local", comentó el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública sin fines de lucro. “Simplemente creo que habrá una mejor orientación del gobierno federal y que trabajarán de manera más colaborativa con los estados”.

En cierto sentido, lo que tiene Biden todavía no es un equipo, sino una colección de jugadores seleccionados para posiciones clave. Algunos ya han estado trabajando juntos como miembros del consejo asesor de coronavirus de Biden. Otros tendrán que adaptarse rápidamente.

Al anunciar la mayoría de los puestos clave en un solo paquete, Biden está indicando que espera que sus designados trabajen juntos y no como señores de sus propios feudos burocráticos.

“Estas no son personas preocupadas por el territorio”, dijo Drew Altman, director ejecutivo de la Kaiser Family Foundation, una organización no partidista que recopila información y análisis de atención médica, pero "depende de la administración (de Biden) convertirlo en un equipo eficaz".

Un dicho de Washington, a veces atribuido al fallecido presidente Ronald Reagan, sostiene que "el personal es política". Esto es lo que dicen las selecciones de atención médica de Biden sobre las políticas que probablemente seguirá su administración:

UNA GESTIÓN FEDERAL MÁS SÓLIDA

La selección de Becerra como secretario de salud y el empresario Jeff Zients como coordinador del coronavirus de la Casa Blanca apunta a un papel federal más asertivo del coronavirus.

Bajo Trump, a veces se dejaba que los estados resolvieran las cosas por sí mismos, como cuando la Casa Blanca inicialmente pidió a los estados que realizaran pruebas a todos los residentes de hogares de ancianos sin proporcionar una infraestructura, solo para tener que rectificar esa omisión más tarde.

Zients se ha hecho un nombre al rescatar programas gubernamentales que se desviaron, como el sitio web “Obamacare” HealthCare.gov. Becerra tiene experiencia administrando la oficina del fiscal general de California, que es más grande que algunos gobiernos estatales.

La exsecretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, conoce a ambos hombres por su servicio en la administración Obama y dice que no los ve trabajando con propósitos contradictorios.

El secretario Becerra “no puede levantarse todas las mañanas y pensar solo en COVID”, dijo. "Trabajará en COVID y coordinará los activos de la FDA, CDC y NIH, pero tendrá muchas otras cosas que hacer". Mientras tanto, "Zients será el ingeniero ferroviario asegurándose de que los trenes funcionen a tiempo".

Los estados están listos para que la federación asuma un papel más asertivo, dijo. "Los gobernadores, republicanos y demócratas, están ansiosos por tener finalmente un socio federal", dijo. "No solo se han sentido solos, sino que no tienen claro lo que estaba saliendo de la Casa Blanca".

CIENCIA A LA VANGUARDIA

La selección de Biden del experto en enfermedades infecciosas, Dr. Rochelle Walensky, para dirigir los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la elevación del Dr. Anthony Fauci a asesor médico y el regreso del Dr. Vivek Murthy como cirujano general se están leyendo en la comunidad médica como una restauración del papel tradicionalmente importante de la ciencia en las emergencias de salud pública.

“Significa que el plan de respuesta se basará en la ciencia de la salud”, dijo la Dra. Nadine Gracia, vicepresidenta ejecutiva de Trust for America's Health, una organización sin fines de lucro que trabaja para promover la salud pública.

Bajo Trump, "los que practicamos la medicina hoy estamos consternados", dijo la Dra. Wendy Armstrong, especialista en enfermedades infecciosas de la escuela de medicina de la Universidad de Emory. “Las personas con mayor experiencia no han tenido la voz que muchos de nosotros desearíamos que tuvieran. Esto para mí es una señal de que el gobierno está listo para poner en práctica la experiencia que pueda guiar su plan".

Walensky, una experta en VIH/SIDA ampliamente reconocida, obtuvo su experiencia con el coronavirus de primera mano como jefa de enfermedades infecciosas en el Hospital General de Massachusetts en Boston durante la primera ola de esta primavera.

“Ella fue una verdadera líder en lo que respecta a COVID”, dijo el Dr. Rajesh Gandhi, médico de enfermedades infecciosas en Mass General. "Ella organizó las políticas de control de infecciones dentro del hospital, organizó estudios de tratamiento, estaba organizando y dirigiendo pruebas".

ENFOQUE EN LA EQUIDAD

Incluso más que la nominación de un político latino para secretario de salud, la selección de Biden de la Dra. Marcella Nunez-Smith de la Universidad de Yale se lee como una señal de que su administración trabajará por la distribución equitativa de vacunas y tratamientos entre las minorías raciales y étnicas que han sufrido un número desproporcionadamente alto de muertes por COVID-19.

Ese desafío enfrenta el escepticismo generalizado entre las minorías de que el sistema de atención médica tiene en mente sus mejores intereses.

Los primeros indicios son que las vacunas son altamente efectivas, dijo Altman de la Fundación Kaiser, pero las encuestas indican una fuerte resaca de dudas, especialmente entre los afroamericanos.

“Si bien los estados podrán tomar las decisiones finales sobre quién recibe la vacuna, debe haber una guía sobre esas decisiones para que sean justas y equitativas en todo el país”, dijo Altman. “No querrás tener el tipo de variaciones en las que la gente mira y dice: Esto simplemente no fue justo", dijo.