Empleado de Dunkin’ Donuts acusado de matar a un cliente con un puñetazo en respuesta a insulto racial

Al cliente mayor se le pidió originalmente que se fuera por ser “extremadamente grosero”

Graig Graziosi
jueves 13 mayo 2021 00:35
Reino Unido pide disculpas por el racismo contra sus soldados negros y asiáticos caídos en guerra
Read in English

Un empleado de Dunkin' Donuts ha sido acusado de matar a un cliente con un solo golpe después de que el hombre le expresara un insulto racial.

Corey Pujols, de 27 años, ha sido acusado de homicidio agravado después de que la policía afirmara que golpeó fatalmente a un cliente de 77 años que supuestamente usó un insulto racial mientras se quejaba del servicio en el restaurante.

La policía de Tampa dijo que el incidente ocurrió alrededor de la 1:30 p. m. del 4 de mayo.

Cuando llegó la policía, encontraron al anciano inconsciente en el piso y sangrando por la cabeza.

Los paramédicos transportaron al hombre al Hospital General de Tampa, donde lo colocaron en cuidados intensivos.

El hombre que recibió un puñetazo cayó hacia atrás y se golpeó la cabeza, según un informe policial.

Según el informe, el cliente de edad avanzada primero pasó por el drive-thru de la tienda y estaba molesto por el servicio. Luego se le pidió que se fuera debido a su comportamiento.

Según los informes, el hombre estacionó su automóvil y entró en el restaurante donde se enfrentó a Pujols. Según Pujols, que es negro, el cliente lo llamó con un insulto racial.

Pujols luego lo desafió a que lo dijera nuevamente. El cliente lo hizo y Pujols supuestamente lo golpeó.

Leer más: Racismo, un trauma colectivo de los afroestadounidenses

Según The Tampa Bay Times, Pujols le dijo a la policía que el cliente era un cliente habitual y era "extremadamente grosero".

El Tampa Bay Times vio imágenes de vigilancia del incidente, que parecían mostrar al hombre golpeándose la parte posterior de la cabeza cuando golpeó el suelo.

Una autopsia mostró que el hombre, que no fue identificado en el informe, tenía un cráneo fracturado y contusiones cerebrales.

El hombre murió dos días después del incidente.

Pujols fue arrestado inicialmente bajo el cargo de golpear a una persona mayor de 65 años. Fue liberado al día siguiente después de pagar una fianza de $2,000.

Después de la muerte del hombre, la policía obtuvo una orden de arresto por los cargos de homicidio agravado y arrestó a Pujols el viernes.

Su cargo es un delito grave de primer grado y conlleva una sentencia máxima de 30 años de prisión.

A Pujols se le ha designado defensor público.

Un representante de Dunkin‘ Donuts envió por correo electrónico a The Tampa Bay Times una declaración sobre el incidente.

"Estamos profundamente tristes por el incidente en nuestro restaurante franquiciado en Tampa. El franquiciado, que es propietario y opera este restaurante de forma independiente, está cooperando plenamente con las autoridades locales. Como se trata de una investigación en curso, aplazamos cualquier pregunta adicional a la policía", dijo el portavoz.