Donald Trump habrá dicho 30 mil mentiras para el final de su presidencia

Las mentiras más recurridas por el presidente son en los temas de economía y empleo

Graig Graziosi
martes 05 enero 2021 20:49

Critican a Donald Trump por no aceptar su derrota en las elecciones

Read in English

Donald Trump está en camino de haber dicho 30,000 mentiras cuando deje la presidencia en enero, según verificadores de hechos.

El Washington Post informó en su columna de Verificación de Datos que Trump ya había dicho 29,508 afirmaciones engañosas o falsas hasta el 5 de noviembre de 2020.

Ese número excluye casi todas sus declaraciones engañosas alegando fraude electoral, lo que casi con certeza asegurará que supere la marca de 30,000 mentiras.

Las mentiras del presidente aumentaron en octubre, a medida que se acercaban las elecciones de 2020. Los verificadores de hechos informaron que mintió 4,000 veces ese mes.

Según Glenn Kessler, quien edita la columna, sus mentiras de octubre fueron "el doble de lo que dijo en todo 2017". Kessler señaló que este aumento se produjo a pesar de que el presidente estuvo enfermo durante una semana con COVID-19 en ese mes.

Luego, en vísperas de las elecciones del 2 de noviembre, el presidente estableció su récord de mentiras de un día, diciendo 504 falsedades en un lapso de 24 horas.

Entre el comienzo del mandato presidencial de Trump y el 20 de enero, había dicho 16,241 mentiras. Kessler aseguró que el presidente está listo para "casi duplicar eso en un año".

La mentira más repetida del presidente es que ha construido "la mayor economía" en la historia de Estados Unidos. La economía fue mejor en el pasado bajo las administraciones de Dwight D. Eisenhower, Lyndon B. Johnson, Ulysses S Grant y Bill Clinton. Aproximadamente 1 de cada 5 de las mentiras de Trump tiene que ver con la economía o el empleo.

Trump fue sorprendido recientemente en una llamada telefónica llena de mentiras de una hora con el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, con respecto a las elecciones.

La llamada, que fue grabada y filtrada a The Washington Post, presentó al presidente divagando a través de una letanía de afirmaciones falsas sobre los resultados de las elecciones generales en Georgia.

Las afirmaciones iban desde teorías de conspiración sobre el movimiento de máquinas de Dominion Voting Systems e intercambiando sus partes, hasta acusaciones de que los votos estaban siendo descartados.

Los argumentos de Trump fueron una mezcla de los temas de conversación en los medios de derecha y teorías de conspiración de QAnon.

El Secretario de Estado de Georgia rechazó las afirmaciones y finalmente se negó a hacer lo que sugirió Trump, quien le pidió que encontrara "11,780 votos" en un esfuerzo por anular la elección.