Vanessa Bryant resuelve la demanda por homicidio culposo contra la compañía de helicópteros

El acuerdo confidencial aún debe ser aprobado por el tribunal

Louise Hall
miércoles 23 junio 2021 17:24
Kobe Bryant’s career in numbers
Read in English

Vanessa Bryant ha acordado resolver una demanda por homicidio culposo contra el piloto y la empresa propietaria del helicóptero que se estrelló en 2020 matando a la leyenda de la NBA Kobe Bryant, Gianna Bryant y otras siete personas.

La viuda de Bryant y otras familias presentaron el martes una notificación de acuerdo de conciliación para el trato confidencial, informó primero KABC. El acuerdo todavía necesita la aprobación del tribunal antes de que se finalice.

“Los demandantes y los demandados informan conjuntamente de que han acordado resolver sus reclamaciones en la acción arriba mencionada”, dicen los documentos.

El grupo presentó la demanda por negligencia y homicidio culposo contra el patrimonio del piloto y el propietario y operador del helicóptero tras la muerte de sus seres queridos el 26 de enero de 2020.

La estrella de la NBA, de 41 años, y su hija Gianna, de 13 años, murieron en el accidente, que causó conmoción en todo el país, cuando se dirigían a la Academia Deportiva Mamba en Newbury Park.

Bryant alegó que su marido murió “como resultado directo de la conducta negligente” del piloto del helicóptero Ara Zobayan y que la empresa Island Express Helicopters era “responsable subsidiaria en todos los aspectos”.

Leer más: Accidente de globo aerostático en Colorado deja varias personas heridas

Durante el vuelo, el helicóptero se encontró con una espesa niebla, lo que hizo que Zobayan ascendiera bruscamente 1,000 pies para evitar una capa de nubes.

Segundos después, el helicóptero descendió mientras giraba a la izquierda y se estrelló contra la ladera, matando al instante a las nueve personas que iban a bordo, antes de estallar en llamas que envolvieron los restos.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) atribuyó el accidente a un error del piloto en un informe sobre el incidente en febrero, diciendo que había sido consciente de las condiciones peligrosas antes del vuelo y se desorientó en las nubes.

El informe de la agencia culpaba a la compañía de helicópteros de una inadecuada revisión y supervisión de las cuestiones de seguridad.

Bryant alegó que “Island Express Helicopters autorizó, dirigió y/o permitió un vuelo con pleno conocimiento de que el helicóptero en cuestión estaba volando en condiciones meteorológicas inseguras”.

Island Express Helicopters ha negado su responsabilidad y ha dicho que el accidente fue “un acto de Dios” que no pudo controlar.

Las otras personas que murieron en el accidente fueron el entrenador de béisbol del Orange Coast College, John Altobelli, su esposa, Keri, y su hija Alyssa; Christina Mauser, Sarah Chester y su hija Payton.

Información de Associated Press