Adolescente que grabó el video de George Floyd se pronuncia en aniversario: “Parte de mi infancia fue tomada”

En una declaración en las redes sociales, Darnella Frazier reflexiona sobre el trauma y la curación de lo que presenció: "Me hizo darme cuenta de lo peligroso que es ser negro en Estados Unidos"

Alex Woodward
miércoles 26 mayo 2021 18:46
Senadores estadounidenses continúan debatiendo la 'Ley George Floyd de Justicia en la Policía'
Read in English

Una joven de 17 años que filmó el asesinato de George Floyd el 25 de mayo de 2020, mientras el policía blanco de Minneapolis Derek Chauvin le presionaba el cuello con sus rodillas mientras Floyd gritaba pidiendo ayuda, habló por primera vez desde la muerte del afroamericano en una poderosa declaración en las redes sociales.

“Aunque no es la primera vez que veo a un hombre negro morir a manos de la policía, es la primera vez que lo veo pasar delante de mí”, escribió Darnella Frazier en Facebook el martes, un año después del asesinato de Floyd, cuya muerte -y las imágenes de su asesinato- impulsaron un clamor internacional por la justicia para los negros muertos por la policía.

Por lo demás, era un “día normal” para la joven de 17 años, que caminaba con su primo de 9 años hacia la tienda de la esquina, “sin estar preparada para lo que iba a ver, sin saber siquiera que mi vida iba a cambiar ese mismo día en esos precisos momentos”.

“Me cambió. Cambió mi forma de ver la vida. Me hizo darme cuenta de lo peligroso que es ser negro en Estados Unidos”, dijo Frazier, que ahora tiene 18 años. “No deberíamos tener que andar con pies de plomo ante los agentes de policía, las mismas personas que se supone que protegen y sirven. Nos miran como matones, animales y criminales, todo por el color de nuestra piel. ¿Por qué los negros son los únicos que son vistos así cuando todas las razas tienen algún tipo de delito?”.

Sigue soportando el “peso y el trauma” de lo que presenció, teniendo que abandonar su casa tras enfrentarse a amenazas, “saltando de hotel en hotel” y los ataques de pánico y ansiedad que siguieron, señaló. Aunque “ahora es más fácil” que hace un año, “no soy la que solía ser”, escribió.

“Una parte de mi infancia me fue arrebatada”, aseguró. “A mi prima de 9 años, que presenció lo mismo que yo, le quitaron una parte de su infancia”.

Frazier testificó durante el juicio por asesinato de Chauvin, donde testificó ante el tribunal que se queda despierta por la noche “disculpándose y pidiendo perdón a George Floyd por no haber hecho más y no haber interactuado físicamente y no haber salvado su vida” en ese momento.

Chauvin fue declarado culpable de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado. Podría enfrentarse a una pena de hasta 40 años de prisión.

“Mucha gente me llama héroe aunque yo no me veo como tal”, escribió Frazier. “Simplemente estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado. Detrás de esta sonrisa, detrás de estos premios, detrás de la publicidad, soy una chica que intenta curarse de algo que me recuerdan todos los días”.

Y añadió: “Si no fuera por mi vídeo, el mundo no habría sabido la verdad. Lo reconozco. Mi vídeo no salvó a George Floyd, pero puso a su asesino fuera de las calles”.

En su mensaje final, escribió directamente a Floyd: “No puedo expresar lo suficiente cómo desearía que las cosas hubieran sido diferentes, pero quiero que sepas que siempre estarás en mi corazón. Siempre recordaré este día gracias a ti. Que tu alma descanse en paz. Que descanses en las más bellas rosas”.

Las marchas y vigilias celebradas el martes en todo Estados Unidos conmemoraron la muerte de Floyd y reavivaron las peticiones de justicia tras su asesinato y las muertes de estadounidenses negros a manos de la policía.

Mientras tanto, miembros de la familia de Floyd visitaron a miembros del Congreso y al presidente Joe Biden.

La hija de Floyd, Gianna, de 7 años, dirigió un cántico de “Di su nombre. George Floyd” frente a la Casa Blanca, donde los familiares se reunieron con Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, mientras los funcionarios de la administración y los miembros del Congreso siguen negociando un proyecto de ley bipartidista de reforma policial que llevará el nombre de Floyd.