San José se convierte en la primera ciudad de EE. UU. en hacer que los propietarios de armas cubran el costo de la violencia armada

Los funcionarios aún no han establecido la tarifa que se cobrará por las armas

Graeme Massie
viernes 02 julio 2021 01:56
Biden anuncia órdenes ejecutivas sobre control de armas
Read in English

San José se ha convertido en la primera ciudad de Estados Unidos en exigir a los propietarios de armas que cubran el costo de la violencia armada.

La medida se produce después del tiroteo masivo de mayo en un patio de tránsito en la ciudad que dejó nueve personas muertas.

La medida fue aprobada por el ayuntamiento esta semana y requerirá que todos los propietarios de armas compren un seguro de responsabilidad civil y paguen una tarifa anual por las respuestas de emergencia relacionadas con armas.

La ciudad aún no ha decidido la cifra de la tarifa y se establecerá después de que el Instituto de Investigación y Evaluación del Pacífico complete un estudio de daños por armas de fuego a finales de este año.

En un informe preliminar, el instituto estimó que los incidentes relacionados con armas cuestan a los contribuyentes de San José alrededor de $63 millones de dólares anuales en costos directos de bolsillo, empleos y calidad de vida, según The San Francisco Chronicle.

El estudio estima que entre 2013 y 2019 la violencia armada, que vio a 205 personas disparadas, le costó a la ciudad de San José un estimado de $442 millones.

“Si bien la Segunda Enmienda protege el derecho a portar armas, no requiere que los contribuyentes subsidien la posesión de armas”, dijo el alcalde Sam Liccardo antes de la votación.

Leer más: Lara Trump dice que es “mejor armarse” con armas de fuego como medida contra migrantes

“No acabaremos mágicamente con la violencia armada, pero dejaremos de pagar por ello. También podemos cuidar mejor a sus víctimas y reducir las lesiones y muertes relacionadas con armas a través de intervenciones sensatas".

El alcalde también dijo que los datos mostraban que la violencia armada le costó al estado de California $1,400 millones de dólares en 2018.

Se espera que la medida enfrente desafíos legales de grupos de derechos de armas.

Liccardo tiene "bastante confianza" en que la ciudad ganará cualquier impugnación legal.

“Cuando se trata de una regulación sensata de armas, ninguna buena acción queda sin litigio”, dijo Liccardo.

"Es justo decir que habrá un esfuerzo muy activo por parte de la comunidad legal aquí en el Área de la Bahía para asegurar que todo lo que aprobemos sea defendido apropiadamente".

Las medidas son parte de las reformas de control de armas que Liccardo ha estado impulsando desde el tiroteo masivo en el Festival del Ajo de Gilroy en 2019.

El ayuntamiento aprobó uno de sus planes el mes pasado, que requiere que todas las compras en las tiendas de armas se graben en video y audio.