La Corte Suprema se niega a escuchar el caso que alega que el reclutamiento militar es sexista

El Congreso estudiará la posibilidad de acabar con el registro por género, según sugiere el gobierno de Biden

Alex Woodward
martes 08 junio 2021 14:42
Estos son las espectaculares imágenes ganadoras de los Military Visual Awards del año 2020
Read in English

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se ha negado a admitir a trámite una demanda en la que se alega que el reclutamiento militar masculino en EE.UU. supone una discriminación inconstitucional por razón de sexo.

La Unión Americana de Libertades Civiles, en nombre de dos hombres y de la organización de derechos de los hombres Coalición Nacional para los Hombres, argumentó que el requisito de que sólo las personas masculinas sean elegibles para inscribirse en el Sistema de Servicio Selectivo a la edad de 18 años es “una de las últimas clasificaciones basadas en el sexo en la ley federal”.

El gobierno de Joe Biden pidió al alto tribunal de la nación que presentara la cuestión, ya que “la atención del Congreso a la cuestión puede eliminar pronto cualquier necesidad de que el tribunal se ocupe de esa cuestión constitucional”, según la procuradora general en funciones, Elizabeth Prelogar.

La administración no expuso la opinión de Biden, ni defendió el sistema actual, que estipula que sólo los hombres de entre 18 y 26 años deben inscribirse en caso de que haya un servicio militar obligatorio en Estados Unidos.

Los jueces parecieron sugerir que podrían retomar el caso si el Congreso no modifica la ley.

“Queda por ver, por supuesto, si el Congreso pondrá fin al registro basado en el género bajo la Ley del Servicio Selectivo Militar”, escribió la jueza Sonia Sotomayor, en una opinión a la que se unieron los jueces Stephen Breyer y Brett Kavanaugh.

Leer más: Biden promete renovar alianzas tras la era Trump, escribe en un artículo, antes de su viaje a Europa

Añadió que el “papel de las mujeres en el ejército ha cambiado drásticamente” desde que el Tribunal Supremo confirmó el reclutamiento exclusivo de hombres en 1981.

Ese fallo confirmó una política militar ya obsoleta que excluía a las mujeres de las funciones de combate. Esa política fue revocada en 2013 por el entonces Secretario de Defensa Leon Panetta.

“Exigir que solo los hombres se inscriban en el reclutamiento refleja la noción anticuada y sexista de que las mujeres son menos aptas para servir en el ejército y que los hombres son menos capaces de quedarse en casa como cuidadores en caso de un conflicto armado”, dijo Ria Tabacco Mar, directora del Proyecto de Derechos de la Mujer de la ACLU (la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles).

“Esos estereotipos degradan tanto a los hombres como a las mujeres”, precisó en un comunicado. “Nos decepciona que el Tribunal Supremo haya permitido que se mantenga uno de los últimos ejemplos de discriminación sexual manifiesta en la legislación federal. Instamos al Congreso a que actualice la ley, ya sea exigiendo a todos que se inscriban en el servicio militar obligatorio, independientemente de su sexo, o no exigiendo a nadie que se inscriba.”